Fondos de seguridad, una opción para épocas de crisis


Según publica Expansión, las alarmas, cámaras de vigilancia, airbags, antivirus para ordenador, frenos ABS y puertas blindadas forman parte del paisaje cotidiano. Y también pueden ser una buena oportunidad de inversión para el futuro. El mercado de la seguridad y defensa en el mundo supera los 500.000 millones de dólares y podría crecer en un 20% en los próximos dos años, según varias previsiones.Algunos negocios, como los sistemas biométricos de identificación, registran tasas anuales de crecimiento del 20%. Otros segmentos más consolidados, como el de los servicios privados de vigilancia, crecen por encima del 7%. A pesar de la crisis económica, algunas de estas actividades mantienen su fortaleza."A largo plazo, el conjunto de las compañías del sector de la seguridad se deberán comportar mejor que el mercado", señala Roland Duss, gestor del Callander Fund Global Security. Este producto mantiene un sesgo defensivo debido a la crisis económica y ha reducido su exposición al segmento de la seguridad informática, que el gestor considera mucho más cíclico que, por ejemplo, los gastos de seguridad nacional."Hemos incrementado el peso de las compañías orientadas hacia la seguridad nacional en Estados Unidos, porque esa es una de las prioridades del presidente Obama", afirma Duss. Dentro de esta categoría se incluye el control de las fronteras, la vigilancia de puertos y aeropuertos, y la salud pública.Este gestor considera que los negocios vinculados al gasto público en seguridad se verán menos afectados por la crisis que los que dependen del sector privado. Incluso entre las empresas de seguridad informática, Duss busca aquéllas que tienen contratos con las administraciones públicas.El fondo Callander Fund Global Security está gestionado por la suiza Gonet & Cie. Las entidades suizas, de hecho, son las que concentran la oferta de estos fondos especializados. Credit Suisse y Pictet también cuentan con productos que se centran exclusivamente en el tema de la seguridad.Pero entre los distintos fondos hay matices importantes. El producto de Callander incluye las compañías de defensa dentro de su universo de inversión, algo que no hacen los otros dos, en los que no hay empresas que fabriquen armamento. "Excepto que haya una depresión global, es previsible que la seguridad proporcione mayor crecimiento de ingresos y caja que el mercado global en los próximos dos años, con una atractiva relación entre el precio y el crecimiento", destacan Yves Kramer y Louis Veilleux, gestores del Pictet Funds (Lux) Security.Diversidad

El universo que siguen estos gestores supera las trescientas empresas, con una capitalización bursátil de más de un billón de dólares, según datos facilitados por Pictet. La mayor parte de las empresas de seguridad son estadounidenses y, puesto que en muchas ocasiones se trata de negocios novedosos, las pequeñas compañías tienen un peso importante dentro del sector. Los gestores de todos estos fondos especializados se nutren de información sobre el sector elaborada por consultoras independientes, lo que les permite identificar también nuevas tendencias y productos.En el caso del fondo Credit Suisse Equity Fund (Lux) Global Security, Estados Unidos representa más de 65% de la cartera y los sectores con más peso están vinculados a la seguridad informática. La prevención del crimen es otro de los focos de atención de este producto. "En EEUU se produce un robo a un domicilio cada 15,4 segundos y en total el valor de los activos robados cada año supera los 3.700 millones de dólares", explica Patrick Kolb, gestor de Credit Suisse.Los gestores de Pictet también han elevado su exposición a compañías como McAffe, el proveedor de antivirus informáticos, "que cuenta con buenas perspectivas dada la variedad de soluciones, excelentes resultados trimestrales y elevado flujo de caja", señalanDuss considera que los planes de estímulo económico puestos en marcha por los Gobiernos tendrán un efecto positivo sobre el sector. "Cuando se empiece a discutir sobre la necesidad de aprobar nuevos planes, será el momento para movernos de nuestra posición más cautelosa, centrada en valores más defensivos, hacia títulos más cíclicos", comenta.Descorrelación

Al tener una exposición elevada a compañías de defensa y de seguridad nacional, que representan más del 70% de la cartera, el Callander Fund Global Security, ofrece un cierto grado de descorrelación frente a riesgos geopolíticos, algo que puede resultar menos evidente en los otros productos.Tras la crisis de los mercados financieros, algunos expertos critican la proliferación de productos temáticos que, a su juicio, sólo responden a modas. Sin embargo, los defensores de estos fondos especializados aseguran que identificar los temas de inversión adecuados a tiempo puede suponer una fuente de rentabilidad adicional.

Lo más leído