Fondos de Inversión Socialmente Responsable para carteras conservadoras


Los inversores conservadores que en los últimos años se encontraban cómodos con sus inversiones en Depósitos / IPF (Imposiciones a Plazo Fijo), han ido viendo últimamente que los tipos de interés de sus depósitos han sufrido una gran disminución y no hay expectativas de subidas a corto plazo.

En este entorno actual, un inversor conservador, con un horizonte temporal próximos a los tres años,  aparte de la alternativa de contratar Depósitos o deuda pública o de algún organismo público (por ejemplo Bonos del Instituto de Crédito Oficial), fondepósitos y fondos monetarios, le quedan pocas opciones, si desea tener disponibilidad plena de su dinero (sin penalizaciones de salida en ningún momento). Dadas las siguientes premisas, para un inversor conservador y con posibles necesidades de liquidez, una de las opciones que le quedan para invertir sus ahorros, son los Fondos de Inversión con Volatilidad Baja. Dentro del universo de Fondos de Volatilidad baja, podemos encontrar Fondos Socialmente Responsables (ISR/ESG), que además de proporcionar una buena rentabilidad financiera ajustada al riesgo que asumen y sin renunciar a ésta, proporcionan una rentabilidad social al inversor, por ejemplo teniendo en cuenta aspectos ambientales, sociales y gobierno,  procurando una objetivo social como la inclusión financiera  y laboral mediante microcréditos a micro-emprendedores. Este tipo de fondos siguen alguna o varias de las estrategias de Inversión Socialmente Responsable que existen, otros por ejemplo replican en sus carteras las acciones que componen Índices de Sostenibilidad como el DJSI World.

Actualmente, a nivel mundial uno de cada tres dólares de activos bajo gestión profesional, integran alguna estrategia de Inversión Socialmente Responsable. En este artículo comentamos tres Fondos de Inversión Socialmente Responsable ISR/ESG que pueden complementar a una cartera de Fondos con volatilidad baja ya existente de un inversor conservador.

Para explicar las ventajas de estos fondos y valor que pueden aportar en su conjunto, hemos construido una cartera simulada de estos tres Fondos con un reparto inicial del 33% cada uno y con fecha inicial de la cartera 31/12/2010.  Los tres Fondos son los siguientes: BlueOrchard Debt P USD (Fondo de Microfianzas a nivel Mundial en dólares), Nordea 1 Stable Return E EUR (Fondo Mixto Moderado Global, de Ia Gestora Nordea Investment Funds que tiene una definida Política de Inversión Socialmente Responsable) y Petercam L Bonds Gov Sustainable F ( Fondo de RF de Deuda Pública ). Arriba podemos ver un cuadro con la cartera conservadora, cuyo Benchmarck es según la herramienta Morningstar: Fondos Monetarios en Euros, formada por la combinación de esos tres Fondos y rentabilidades históricas tanto de la cartera como de cada Fondo individualmente y como se puede comprobar proporcionan a 3 años anualizados rentabilidades por encima de sus niveles de volatilidad. Al mismo tiempo la cartera proporciona en períodos de grandes caídas de los mercados como los últimos 3, 6 y 12 meses rentabilidades de 2,41%, 2,09% y 2,80% respectivamente. En conclusión, estos Fondos son un buen complemento para las carteras conservadoras.

Noticias relacionadas