Fondo de fondos flexibles para 2011


La industria de los Fondos de Inversión ha sufrido mucho globalmente con la crisis de liquidez que nos afecta desde Julio de 2007 y que tuvo como detonante la imposibilidad de colocar en los mercados la deuda subprime americana, que luego contagió a otros productos financieros. Pero en España dicha crisis de liquidez se ha alargado debido a la burbuja inmobiliaria que se ha creado en los últimos doce años. Mientras la industria de los Fondos de Inversión va despegando en otras regiones del globo, eso sí, muy lentamente, en España hemos vuelto a tener otro año de contracción durante 2010.

Además, los Fondos de Inversión en España compiten con los depósitos en busca de un refugio para la poca liquidez que hay en el mercado. Este detalle de la importancia de los depósitos bancarios en nuestro país, es de nuevo una particularidad del sistema financiero español, muy conservador y con vocación hacia la liquidez. Esta búsqueda de liquidez financiera, tan española, se produce debido a que el 80% de los españoles ya está invertido en sus casas y sólo busca los bancos para depositar su liquidez, sin buscar inversiones mobiliarias complejas y sofisticadas. En otros países de nuestro entorno los inversores diversifican más sus inversiones entre mobiliarias e inmobiliarias. Las corporaciones en España actúan de la misma forma que los inversores particulares. Suelen tener su patrimonio de inversión invertido en naves, plantas, oficinas y edificios. Las experiencias en el pasado en esos campos fueron buenas y seguir haciéndolo, parece por lo tanto inteligente. Por otro lado el mundo de las pensiones es todavía poco sofisticado, y el inversor español busca más una protección y una deducción fiscal en sus inversiones que una rentabilidad contrastada.

Y con este panorama intrínsecamente español, ¿Cuál es el futuro de nuestra industria?. Para 2011 el panorama no va a cambiar mucho a nivel de dinero nuevo que va a entrar en los fondos de inversión. La crisis de liquidez va a continuar. Es por ello que las gestoras y los bancos privados deberán buscar más retorno al dinero del que actualmente disponemos, unos EUR 135 bn en las gestoras locales y unos EUR 35,000 en las gestoras internacionales, aportando más valor añadido en los productos que ofrecemos. Es evidente que el famoso “total return” es lo que busca el inversor español. Sin embargo adquirir experiencia en ese campo es muy complicado y requeriremos de muchos años para crear una industria de “total return” atractiva. La necesidad de mucha experiencia ya la hemos contrastado con “las sorpresa” de las experiencias en los ”monetarios dinámicos” y en los hedge funds extranjeros que se compraron con ese mismo objetivo de retorno absoluto.

Por lo tanto el cliente español, tanto institucional como retail exige productos muy concretos. Tendremos que darnos entre todos tiempo para crear esa industria que se demanda en España. Las gestoras extranjeras pueden aportar “bastante” en este campo hasta que las gestoras españolas adquieran experiencia en este campo difícil de la gestión. Los fondos de fondos flexibles que diversifiquen en todo tipo de activos, tanto de renta fija como de renta variable y hasta alternativos, puede ser un campo a explorar. También los nuevos hedge funds UCITs habrá que observarlos, pero de nuevo nos encontramos con que hay falta de experiencia en estos nuevos productos. A mi modo de ver, los fondos de fondos diversificados en multiples activos, serán los que aporten valor en el corto plazo y los que nos pueden ayudar en el medio y largo plazo a crear la industria que se demanda en España. Sin embargo no se debe subestimar la dificultad de evaluar los riesgos que entraña este tipo de diversificación, incluso, a través de fondos.

Profesionales

Lo más leído