Fonditel: “Tenemos un estilo de gestión muy diferenciado en España acorde a las tendencias globales”


En el año en el que Fonditel ha implementado la redefinición del proceso de inversión en los fondos de inversión y en el que se ha reestructurado su gama, Jaime Martínez, director de Inversiones de la firma, hace balance de un estilo de gestión “muy diferenciado en España y más en línea con el que se aplica a nivel global”. Con un patrimonio que se acerca a los 4.000 millones de euros, la entidad mantiene todavía un alto porcentaje de su patrimonio en los fondos de pensiones tanto de empleo como individuales, concretamente del 90%.

De esos 3.600 que suponen estos vehículos, un 85% de ellos corresponden a los planes de empleo de Telefónica – empresa a la que pertenecen - y sus filiales, mientras que el restante, pertenece a planes de pensiones individuales y a otros planes de empleo, principalmente para multinacionales con sede en España como Microsoft, Hewlett-Packard o Morgan Stanley porque “estas compañías entienden mejor nuestro modelo de gestión ya que es más parecido al que tienen sus matrices en sus países de origen” argumenta Martínez.

El porcentaje restante, ese 10% que suman 400 millones de activos a la firma, corresponde a los fondos de inversión. En esta parcela, se ha puesto especial énfasis en 2013 ya que, tras redefinir el proceso de inversión y pasar a ejecutarlo en 2012 en los fondos de pensiones, ha sido en el año que ahora termina, cuando este mismo proceso ha tomado forma en su catálogo sus fondos. “No es que hayamos cambiado nuestra idea de preservación de capital lo que sí cambia es el modo de hacerlo”, matiza Martínez, que justifica el modelo en que “si algo hemos aprendido durante esta crisis es que el paisaje que nos encontraríamos al salir del túnel sería totalmente distinto al que teníamos cuando entramos, y por tanto, había que prepararse y cambiar cosas para ser eficientes en ese nuevo entorno”.

Este proceso consiste en partir de una cartera estratégica definida con un horizonte plurianual sobre la que se aplica una gestión dinámica del riesgo bajo un modelo creado internamente, el cual, permite gestionar de una forma disciplinada el nivel de riesgo.  “Es un tema de filosofía de gestión , creemos que las decisiones de inversión no deben depender de la subjetividad o del momento de ánimo de un gestor sino que deben estar sustentadas en criterios con una base más sólida”, explica Martínez. “En unas carteras globales como las nuestras no puedes ser experto en todo, necesitas tener un sistema que controle los riesgos”, añade el director de Inversiones de la entidad, que destaca la visión global y diversificada de su gestión.

“Creemos y nos dedicamos a la gestión activa en la asignación de activos”, cuenta  Martínez, que por otro lado, señala que los recursos dedicados a la selección de valores son menores. De ahí que la forma de implementar sus decisiones de inversión sea principalmente a través de derivados, ETF o fondos de terceros de gestión pasiva y no activos, salvo en nichos concretos como el 'high yield', la deuda emergente en divisa local, la inversión en préstamos o en emisiones subordinadas. 

Smart Beta

El 2013 no solo ha sido un año de implementación del proceso de inversión en fondos, sino que también se ha reestructurado su gama de productos. “Por nuestro origen - gestionar las pensiones de los empleados de Telefónica - en Fonditel la presión comercial no es lo que prima, sino que nuestro principal objetivo es que nuestros clientes estén satisfechos y eso hace que sus intereses y los intereses de la gestora tengan que estar totalmente alineados”, explica Martínez, que indica que lo que buscan primero es “crear trackrecord y ya después de eso, hacer esfuerzo comercial tanto en España – primer paso - como fuera”.  “Sabemos que podemos competir”, destaca Martínez, algo que ha quedado demostrado tras obtener este año en los premios europeos a la gestión de planes de pensiones (IPE) el premio a la mejor construcción de cartera.

Dentro de la nueva reorganización de la gama, entra un producto nuevo que refleja una tendencia al alza en Europa, el Fonditel Smart Beta. El nuevo retorno absoluto de la casa, absorbe a los antiguos Fonditel Octopus y Fonditel Velociraptor, y nace en un entorno perfecto para cubrir el hueco que deja la renta fija. El fondo busca batir la inflación con una volatilidad moderada, mediante una cartera muy diversificada en términos de riesgo, en la que la parte de inversión en renta variable se realiza vía factores, a diferencia del resto de productos de la firma, que lo hace vía índice o productos pasivos.

Aquí reside uno de los cambios planteados para el próximo año, en implementar la estrategia de 'smart beta' en las carteras del resto de productos de la entidad, apunta Martínez. Además, la comisión de control de Telefónica España también ha solicitado a la gestora el incorporar en su gestión criterios de Inversión Socialmente Responsable (ISR).

Al final, tal y como reflexiona el director de Inversiones, son una compañía enfocada a cliente y no al producto. “Smart beta nace como producto pero lo hace porque vemos que es la mejor opción para un perfil determinado de cliente”, explica Martínez, a lo que añade, “es una muestra más de nuestra alineación con el cliente. Nosotros queremos ganar dinero con el cliente, no a costa de él”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído