Fonditel se persona en la quiebra de Lehman para recuperar su inversión


El plan de pensiones de los empledos de Telefónica, gestionado por Fonditel, se ha personado en el concurso de acreedores de Lehman Brothers en Estados Unidos, según publica Expansión. El fondo contaba en su cartera con una inversión de 80 millones de euros en el momento de la quiebra del banco de inversión norteamericano en septiembre pasado.

Esta cifra supone un 2% de la inversión total que asciende a 3.669 millones de euros a finales de ese mes. Fonditel está controlado en un 70% por Telefónica, y participado en un 15% por cada uno de los sindicatos Comisiones Obreras y UGT.



El fondo ha puesto en marcha este proceso con el apoyo de Telefónica, más habituada a moverse en el mercado estadounidense, lo que permite al mismo tiempo reducir el coste que la iniciativa tendría para el plan de pensiones si actuara en solitario. La reclamación se ha tramitado a través de uno de los despachos de abogados con los que Telefónica trabaja habitualmente en Estados Unidos.



Demanda

Tras la quiebra de Lehman Brothers, la comisión de control del plan de pensiones se puso manos a la obra, junto con la gestora, para ver las posibilidades de recuperar al menos parte de la inversión. Además de la opción elegida finalmente, también se contempló interponer una demanda contra Société Générale como entidad que participó en la operación de adquisición de los títulos de Lehman por el fondo español. Esta vía fue apartada por considerar que no era viable.



La conclusión del concurso de acredores por el que se tramita la quiebra del banco de inversión será un proceso largo que podría durar alrededor de dos años, según los cálculos manejados por el fondo. El plan, al final de este camino se podría recuperar entre 30 y 60 céntavos por cada dólar invertido, lo que supondría en el mejor de los casos lograr unos dos tercios (algo más de 50 millones de euros) de la inversión, y un tercio (unos 25 millones de euros) en la peor de las situaciones.



La quiebra de Lehman ha lastrado la rentabilidad del fondo de Telefónica que ha cerrado 2008 con una pérdida del 26,83%, aunque desde su creación en 1992, la rentabilidad anual es del 5,27%. El ejercicio que acaba de cerrarse es el peor en la historia del plan, más acostumbrado a ocupar los primeros puestos en el ránking de ganancias entre los planes de empleo.



La crisis de los mercados ha hecho que ya en 2007, pero especialmente en 2008, el fondo encadene pérdida tras pérdida dada su exposición a la renta variable, donde coloca casi la mitad de su cartera. Esta estrategia de riesgo, no obstante, tuvo una menor repercusión para el plan en la crisis bursátil de 2000-2002, cuando su pérdida anual máxima alcanzó el 5,8% en 2002.



Esta evolución reciente ha hecho que el plan de Telefónica haya descendido en septiembre del primero al segundo puesto en el ránking de este tipo de instituciones, que ahora está liderado por el fondo de los trabajadores de La Caixa, con una cartera de inversiones más conservadora.



Madoff

El plan de Telefónica no tiene inversiones ligadas al fraude puesto en marcha por Madoff, según la información colgada en su web tras conocerse que otros productos de Fonditel sí estaban afectados.



Otros planes de empleo e individuales de la gestora de Telefónica, se han visto salpicados indirectamente por Madoff, por un importe total de unos 600.000 euros, a través de Laredo, un fondo de inversión libre vinvulado a las Koplowitz (ver EXPANSIÓN del 5 de enero pasado).



Fonditel Beta, que agrupa los planes de filiales del grupo como Telefónica Móviles o Telefónica Internacional, se ha visto contaminado en un 0,023% de su cartera. Fonditel Alfa, que tiene un 0,082% ligado a la estafa, agrupa planes de empleo de Bacardi, OCU, Hewlett Packard, Goldman Sachs, Procter & Gamble o ING, según se desprende de los datos de Inverco.



Los planes individuales, Red Activa, Red Básica y Fonditel Individual, también se han visto afectados por la estafa de Madoff.

Empresas

Lo más leído