Fondepósitos: ¿Cuestión sólo de comisiones?


Mucho se ha hablado del paralelismo entre las comisiones aplicadas por los fondos de inversión y sus rentabilidades. Aunque hay estudios y conclusiones para todos los gustos, en algunas categorías, como los fondepósitos, sí parece darse cierta relación, pero, según analiza Ahorro Corporación, ¿es sólo cuestión de comisiones?

A continuación reproducimos un artículo publicado en la última newsletter de la entidad.

 

No cabe duda de que las comisiones son un factor importante a la hora de seleccionar un fondo, ya que de ellas dependerá en parte el rendimiento final. Y en el terreno de los fondepósitos parece existir una estrecha relación costes y rentabilidad. Como puede verse en la tabla de abajo, en términos generales los fondos con comisiones más altas (en rojo) reflejan rendimientos más bajos y al revés, los fondos con comisiones más bajas se colocan en los primeros puestos. A la hora de optar por un fondepósito u otro también hay que tener en cuenta que algunos de ellos -los menos- aplican comisiones de suscripción y reembolso. Éste es el caso de los productos de Banco Espírito Santo, que cobran un 5% a las entradas y entre un 3% y un 1% a las salidas.

 

Otro aspecto a considerar es la inversión mínima inicial, ya que algunos de los fondepósitos con comisiones más reducidas establecen barreras de entrada altas, de más de diez mil euros. En este sentido, los fondos de AC Gestión presentan una de las mejores relaciones de rentabilidad, comisiones e inversión mínima requerida.

 

Pero no sólo de comisiones vive el fondepósito. Tal y como refleja la tabla, fondos con idénticos costes presentan rentabilidades diferentes. Incluso algunos de los productos con comisiones más bajas obtienen peores resultados que otros con mayores gastos. Una de las claves para ofrecer rendimientos atractivos será la habilidad de cada gestora de negociar con un gran número de contrapartes. Si bien la diversificación es una de las características que todos los fondepósitos deben cumplir y una de las grandes ventajas frente a los depósitos (deben invertir su patrimonio en al menos cinco entidades distintas), el quid para colocarse en los primeros puestos del ranking será la capacidad de contratar depósitos con rendimientos atractivos. El patrimonio gestionado por cada gestora juega en este punto un papel fundamental, ya que el disponer de un volumen mayor le otorgará mayor capacidad de negociación.

Lo más leído