Flexibilidad, calidad y convicción: las claves de Gesconsult


Con activos bajo gestión de 235 millones de euros, el equipo de Gesconsult ha conseguido suavizar los violentos movimientos del mercado, minimizando las caídas y absorbiendo el mayor porcentaje posible de las subidas, un trabajo que ha situado sus fondos entre los primeros por captaciones en lo que va de año y que ha sido reconocido a través de varios premios a la mejor gestora pequeña de renta variable española y europea. Su punto fuerte es el análisis fundamental que deriva en la selección de valores en dichas categorías, especialmente de firmas medianas y pequeñas, para sus fondos de bolsa y mixtos. Un expertise que aportarán a Banco Caminos cuando éste se haga con la totalidad de su capital dentro de cuatro años, en una operación progresiva que incluye la compra de otro 30% en dos años y medio, tras una primera adquisición del 35%.

Hasta entonces, la gestora mantendrá la independencia en su equipo de gestión y comercial, y no prevé que tenga lugar ningún cambio ni reorganización en su gama de productos, compuesto por seis fondos de inversión y tres sicav. “Ahora mismo estamos cooperando con la gestora de Banco Caminos, pues nuestra actividad es muy complementaria: ellos nos aportan su conocimiento en renta fija, que aplicamos a nuestros fondos más conservadores y mixtos, y nosotros respondemos con nuestra experiencia en renta variable”, asegura Alfonso de Gregorio, director de gestión, asegurando que intercambian información en esos temas y que además están dando pasos hacia la cooperación comercial. De hecho, comparten una filosofía similar, marcada por la búsqueda de la calidad, la convicción en sus inversiones y la flexibilidad.

Unas características que han situado a la gestora entre las primeras por captaciones en lo que va de año, al incrementar su patrimonio en casi un 13% en enero y febrero, frente a la media del 2%, cantidad que asciende al 22% el año pasado y al 45% en los últimos doce meses (con datos a 28 de febrero). La subida se debe fundamentalmente a los flujos de entrada de dinero, pues el mercado ha restado valor.

Sin término medio

“Los inversores nos han premiado con su confianza en unos momentos en los que se han refugiado en renta fija y nuestros fondos más conservadores no se han visto afectados por activos problemáticos ni falta de liquidez”, asegura Alfonso de Gregorio, que niega que exista una pauta en un sentido concreto en estos movimientos de mercado, a excepción de la radicalización. “No hay término medio: existen entradas en los dos extremos de nuestra gama de productos, en los más agresivos y conservadores, pero ninguna en los productos mixtos”, comenta. En las ventas en los fondos de renta variable, juega un papel clave su presencia en las plataformas, en Inversis, Selftrade, Tressis y Allfunds Bank.

Uno de los secretos de su gestión es la convicción, clave para mantener tranquilo al inversor. “Hasta que no lo tenemos claro, no nos metemos en ningún mercado”, asegura Lola Jaquotot, gestora de renta variable, que buscó refugio en valores defensivos hasta abril del año pasado. Su herramienta básica es el análisis fundamental, clave para no perder el control en los momentos de incertidumbre y sin perder de vista la volatilidad. La convicción se traduce asimismo en la concentración de las carteras, compuestas en renta variable por unos 40 valores y en los productos mixtos, por entre 30 y 35, si bien su fondo de renta fija flexible tiene 20.

Apuesta por Europa, midcaps e infraponderación de banca

Las tres claves de su gestión bursátil en los últimos meses han sido la infraponderación de los bancos, la apuesta por Europa (vía valores, ETF o con compañías que cotizan en el EuroStoxx) y la rotación desde blue chips hacia valores más medianos y pequeños (especialmente en su fondo de bolsa española en acciones como CAF, Viscofán o Vidrala). En renta fija, la inversión en depósitos y bonos flotantes.

“Los grandes bancos nos gustan pero no es el momento y por eso tenemos posiciones infraponderadas en Santander y BBVA, pero estamos completamente fuera en los fondos mixtos”, explica Jaquotot, si bien compensan esa posición con aseguradoras europeas para darle beta a la cartera reduciendo la volatilidad. En el fondo de bolsa española (Gesconsult Renta Variable), los principales cambios se han traducido en el sesgo hacia valores de más pequeños y ajenos al ciclo doméstico, con mayor porcentaje de negocio fuera, una forma más defensiva de posicionarse. “Hay valores que generan el 70% de sus ingresos fuera de España y otros, como Enagás o REE, que no lo hacen pero son resistentes al clico”, afirma.

En el fondo de bolsa europeo (Gesconsult Crecimiento), el sesgo es hacia valores de crecimiento y destaca su exposición a Francia, especialmente en bancos, y Alemania, el mercado que antes se recuperará y donde gustan utilities y exportadoras, que se beneficiarán de la depreciación del euro. Sus fondos excluyen valores estadounidenses o emergentes, pero tienen exposición a Latinoamérica a través de valores españoles y a Asia a través de los europeos. Así, los mixtos también han hecho un viraje hacia el Viejo Continente en la parte de renta variable y hacia sectores defensivos como telecos o utilities.

La liquidez de sus productos se ha dirigido a aprovechar y cubrirse las espaldas ante las próximas subidas de tipos invirtiendo en bonos flotantes (el 15% de su fondo más conservador, Gesconsult Corto Plazo) y en depósitos (el 85% del mismo), debido a la guerra del pasivo que se avecina, y con una filosofía de tener lo menos posible en repos. La gestora salió hace tres meses de la deuda gubernamental, con la primera rebaja del rating español, mientras en corporativa buscan oportunidades en firmas con buena calificación, evitando emisiones de financieras. “Es una filosofía similar a la de Banco Caminos, a diferencia de que ahí juegan a crédito puro y a flotantes, y no a depósitos”, afirma Alfonso de Gregorio.

Un 2010 más selectivo

“A medio plazo somos positivos para 2010 pero el año no estará exento de volatilidad, así que estaremos muy activos en el sector financiero, y atentos al sentimiento macro por si surge alguna decisión importante de Grecia”, aseguran. Otro aspecto clave es la selección más racional, frente a dos años de caídas (2008) o subidas (2009) indiscriminadas. Para mitades de año apuestan por sectores que puedan recoger la mejoría del ciclo, como hoteleras y medios de comunicación.

En 2008, aguantaron la crisis reduciendo al mínimo posible la exposición a bolsa y jugando a valores más ajenos a los problemas, así como a Unión Fenosa, debido a su OPA, una apuesta que ahora repiten en Aguas de Barcelona. “Nos ayudó estar fuera de bancos, inmobiliarias y constructoras, una decisión que tomamos a finales de 2006”, afirma Jaquotot. Esta resistencia les ha valido varios premios. Entre ellos, el de Fundclass a la mejor pequeña gestora española y europea, y el de Lipper a Gesconsult Renta Variable Flexible como el mejor fondo mixto balanceado en euros de la eurozona a 5 años.

Profesionales
Empresas

Lo más leído