Flashback


Aprovechando la visita de los Men in Black a nuestro país, pienso que sería una buena idea encargarles un FME. El FME no es un nuevo indicador técnico adelantado, se trata de un Flash Memory Eraser capaz de borrar de nuestra memoria todo lo acontecido hasta ese momento.

Parece ser que al mercado lo han flasheado con un artilugio similar al FME, puesto que pocos son los restos que quedan de aquel caótico verano de 2012. Por aquél entonces, teníamos una prima de riesgo rondando los 600 PB, el bono Español a 10 años exigiendo un 7% y el Ibex 35 en 6.200 puntos ¿Qué hay hoy de todo aquello?
Sencillamente nada, aquí primero paz y después gloria.
Pasados aproximadamente seis meses, gran parte de las dudas y el riesgo asociado a éstas, al IBEX 35 y a la eurozona han desaparecido. Por lo menos a corto plazo.
No se ha vuelto a escuchar la palabra corralito, el ciudadano vuelve a depositar el cash en la banca Española y el euro parece que no va a desaparecer. ¿Alguien realmente pensaba que esto podría suceder? Yo en ningún momento. Quizá por mi juventud no haya visto muchas crisis y mi mente puede que tenga poca memoria histórica, pero si aplicamos un poco de lógica, sencillez y sentido común ¿a quién le interesa la rotura del euro?  Si lo llevamos al pensamiento más básico de todos, a lo que podría pensar un niño de 12 años acerca de este tema, ¿Malgastar tiempo y dinero en deshacer algo tan complejo y costoso? ¿Para qué? ¡Que dolor de cabeza! Eso pienso yo. En resumidas cuentas, a nadie le interesó y ni mucho menos le interesa ahora.

Un tema es que las dudas se hayan disipado de un plumazo y otro bien diferente es que los problemas estructurales hayan desaparecido por arte de magia. Hasta hace bien poco el mejor refrán que nos definía era el de “al perro flaco todo son pulgas” pero por lo que llevamos de 2013, bien parece que todos quieren ser pulga en este perro. Optimismo, alegría y plusvalías, ni corralito, ni salida del euro ni nada que se le parezca, ¡pero oiga! ¿No seguimos siendo España? ¿Esto no sigue siendo el IBEX? ¿Qué ha cambiado en un semestre?... Pues sencillamente nada, o bueno sí, algo sí: la percepción del riesgo por la mirada critica extranjera. En tan solo un semestre, hemos sido capaces de hacer olvidar los datos de PIB, morosidad y empleo, para pasar a emitir subastas a unos tipos y BTC (Bid to Cover) de ensueño, la bolsa Española sube y el champagne corre por el mercado. Mientras, el desempleo sigue en enrolado en un canal alcista que ni tan siquiera un doble techo le haría romper. Son solo expectativas, nada más. Y éstas aunque no lo crean señores, cotizan.

En mi modesta opinión, ni tan claro ni tan calvo. En verano resistimos el envite del pánico y ahora quizá estemos en un proceso de sobrecompra eufórica. Habrá que sentarse en la silla de parar las prisas y ver lo que pasa. Mientras tanto, tengan cerca un FME por si acaso al mercado le da por cambiar. Yo ya he encargado uno para la siguiente visita de los hombres de negro.

 

Lo más leído