Fitch Rebaja el Rating de España a “BBB”


El anuncio de la rebaja ha hecho repuntar la prima de riesgo hasta los 492 puntos básicos antes de la apertura de la Bolsa esta mañana.

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings rebajó ayer la calificación de la deuda soberana de España de “A” a “BBB” con perspectiva “negativa”, por lo que no se descarta una nueva rebaja. En el informe emitido por la agencia se enumeran las causas de este descenso. Entre ellas destacan el coste fiscal de la reestructuración y recapitalización del sector bancario español, el aumento de la deuda pública, el empeoramiento general de la economía española y la probabilidad de que el país deba ser objeto finalmente de un rescate financiero.

La rebaja, más severa que la reducción a BBB+ realizada por S&P el pasado mes de abril, deja el rating de España sólo dos escalones por encima del denominado “bono basura”. La deuda a corto plazo también ve reducido su rating de “F1” a “F2”.

La Bolsa española sufría los efectos de la nueva calificación de la deuda a largo plazo viendo cómo la prima de riesgo aumentaba hasta los 492 puntos básicos poco antes de abrir los mercados -21 más que en la víspera-, aunque poco después ha vuelto a descender a los 480 puntos. 

Razones para el descenso

Uno de los principales motivos del análisis a la baja de la calificación española es el coste fiscal de la reestructuración y recapitalización del sector bancario español, que Fitch estima en 60 mil millones de euros -el 6% del PIB- y que podría llegar, según sus datos, a los 100.000 millones (70 mil más que en su previsión anterior).

Por otra parte, la deuda pública se dispararía ante la asunción de dicha recapitalización, alcanzando el 95% del PIB en 2015, con lo que la economía del país permanecería en recesión durante 2012 y 2013, frente a las anteriores perspectivas de moderada recuperación que la agencia auguraba para el próximo año.

Además, la elevada deuda externa, junto con la flexibilidad reducida del Gobierno español para hallar financiación hacen más cercana y plausible la necesidad de recibir ayuda financiera del exterior.

Según Fitch, “la dramática erosión del perfil de crédito soberano de España y su rating durante el último año reflejan en parte los errores a nivel europeo que han agravado los retos a los que el país está haciendo frente en el intento de equilibrar y reestructurar su economía”.

Por último, Fitch expresa en su informe la confianza en que España se asegure el apoyo financiero exterior para la recapitalización de los bancos medianos y cajas de ahorros, lo que, en opinión de la agencia, “ayudaría a restaurar la confianza en todo el sector bancario”. A su vez, ve necesario el consenso en las reformas de la eurozona para “reforzar la confianza en la viabilidad de la unión monetaria a largo plazo y tomar medidas para reducir las evidentes tensiones existentes en la región, lo que ayudaría a estabilizar los ratings de la deuda soberana española”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído