Tags: Gestores |

Fitch detecta una evolución en la gestión de los fondos de deuda emergente


La rentabilidad de los fondos que invierten en deuda del mundo emergente, a nivel global, muestra según los datos de Fich Ratings, una cierta falta de consistencia, a tenor de los resultados obtenidos de 2005 a 2011, con el 20% de los fondos cayendo desde el primer al último cuartil y viceversa. Según Manuel Arrive, director del equipo de rating de fondos y gestión de Fitch, ello se debe a las dificultades que tienen estos productos a la hora de adaptar su estilo y su exposición a las condiciones de mercado cambiantes, en la medida en que el activo sigue siendo una apuesta de beta.

 

Así, según recoge FundsEurope, la rentabilidad y los flujos están empezando a sugerir una evolución en los procesos de gestión de este tipo de productos. En un informe (Managing Emerging Market Debt Funds), Fitch aseguraba que en la medida en que los fondos de renta fija emergente están ya integrados con los mercados globales, los procesos de inversión están evolucionando para incorporar factores de riesgo global, como la crisis de deuda en la eurozona, además de catalizadores locales como la inflación o el crecimiento. Como resultado, los gestores habrían de ampliar su horizonte de análisis macro para establecer temas de inversión y asignaciones de activos top-down, a la vez que preservar su acceso al conocimiento local.

 

“Fitch considera que los procesos de gestión de mercados de deuda emergente pueden beneficiarse de la incorporación de factores de riesgo globales, de una gestión genuina de la exposición al mercado y una separación creciente entre los análisis de la economía, el crédito y las divisas”, afirmaba el experto al observar cómo sólo el 11% de los fondos de inversión se mantiene en el primer o segundo cuartil de rentabilidad en los periodos 2005-2008 y 2008-2011, mientras el 20% de ellos se mueve del primero al cuartil más bajo (y viceversa) en los mismos periodos.

 

Más fondos multiestrategia y de crédito especializado

En cuanto a flujos, los fondos de mercados emergentes atrajeron 28.000 millones de dólares el año pasado y 13.000 millones en los dos primeros meses de 2012, según Fitch, lo que sitúa los activos bajo gestión de los fondos en 279.000 millones de dólares a finales de febrero. La agencia espera la creación de más fondos multiestrategia, de retorno absoluto o con estrategias de divisas mezcladas, y fondos de renta fija corporativa especializados en los próximos meses.

Empresas

Lo más leído