Fineco ofrece una TAE no garantizada del 5,97% a dos años con el Milenium Fund II


Fineco, la filial de gestión de patrimonios de BBK, ha decidido renovar la estrategia de su fondo Milenium Fund II, por quinta vez desde su lanzamiento en el año 2006. La actual estrategia, la cuarta, finalizará el 13 de marzo, momento en el que la gestora comenzará a comercializar su quinta versión hasta el próximo 30 de marzo. Ésa es la fecha en la que se pondrá en marcha el nuevo fondo.

 

Al igual que en ocasiones anteriores, el fondo tendrá un objetivo de rentabilidad no garantizado, referenciado al Euro Stoxx 50, tomando como valor liquidativo inicial y referencia del índice inicial los valores de cierre del 30.03.2012, con posibles vencimientos anticipados el segundo y tercer año y vencimiento final al cuarto año. En esta ocación, el objetivo es del 5,97% TAE si, llegado el vencimiento del segundo año la referencia del índice es igual o superior al 80% de la inicial, o del 5,77% TAE si eso no produce hasta el tercer año. En caso de no producirse llegado al cuarto año, cuando vence la estrategia, pueden ocurrir dos cosas: si la referencia del índice es igual o mayor al 80% de la inicial, la TAE será del 5,57% pero si no lo es, el partícipe obtendrá el 120% del valor liquidativo inicial menos la pérdida equivalente que hubiera dado la compra del índice al 100% de su valor inicial.

 

Álvaro Urien, responsable de productos estructurados y fondos de Fineco, concibe los fondos estructurados, que lleva implementando desde 1994, como aproximación a la gestión de forma alternativa, es decir, como “estrategias sistemáticas de gestión que permiten obtener diferentes fuentes de rentabilidad”. En su departamento, los fondos estructurados se construyen para dar forma a estrategias que se van concatenando y tienen una continuidad. Así, el Milenium Fund II, lanzado en 2006, se dispone ahora a afrontar su quinta "edición". Con todo, a lo largo de estos años la base ha sido la misma: carteras con objetivo de rentabilidad no garantizado que suele ser un 3% o 4% mayor que la de las Letras del Tesoro, utilizando incluso el mismo subyacente, si bien Urien reconoce que con cada renovación se plantean su mantenimiento. “En los últimos años elegimos el mercado bursátil europeo porque está pagando la prima de riesgo más alta. No es que nos fijemos en el potencial de revalorización, sino en las valoraciones”, explica.

 

Y es que el producto no necesita que haya subidas en el índice para cumplir con las rentabilidades objetivo, sino que las caídas no superen el 20%, una proposición atractiva en momentos complicados de mercado y entornos laterales. “E incluso si se producen esas caídas y después hay reversión, la estrategia tiene éxito porque, manteniendo la barrera bajista y acumulando rentabilidades somos capaces de llegar a nuestro objetivo”, afirma Urien. La estrategia asume por tanto que “en algún momento los mercados dejan de caer y revierten a la media”, supuesto que ha permitido que en el Milenium Fund II el cumplimiento de objetivos a lo largo de los años haya sido del 100%, a pesar de las fuertes caídas bursátiles en el periodo. La gestora ha cumplido los objetivos de sus fondos de este tipo en el 85% de los casos.

 

Así, la primera estrategia, lanzada en 2006 y en un entorno alcista, la rentabilidad anual fue del 5%; en la segunda, lanzada en febrero de 2007, fue del 7%; la tercera, en marzo de 2008, del 14% y la cuarta, lanzada en marzo de 2010, del 6% anual. “En los mercados laterales conseguimos una rentabilidad consistente”, añade Urien.

 

El gestor considera que desde principios de año, la relajación de los mercados y la subida de los índices han propiciado que los inversores vayan tomando algo más de riesgo, optando por activos diferentes a la deuda a corto plazo de la zona euro. “Vemos una buena aceptación de estrategias de este tipo”, apostilla el experto.

Lo más leído