Fidelity: un buen momento para apostar por la renta variable estadounidense


Puede que el crecimiento estadounidense se haya frenado considerablemente este año, pero siempre hay luz al final del túnel. En un contexto de turbulencias financieras y acusados descensos de la confianza, los datos han comenzado a sorprender positivamente otra vez:

 

  • Los mercados, los consumidores y las empresas están descontando la posibilidad de que se produzca una recesión, pero esto no es coherente con gran parte de los datos económicos. 

 

  • Los datos del ISM siguen en terreno expansionista, los indicadores adelantados apuntan a una continuación del crecimiento, las cifras de empleo han sido mejores de lo previsto, las ventas de coches han subido y los índices de sorpresas económicas han repuntado.

 

Pueden consultar el documento completo en el archivo adjunto.

Lo más leído