Fidelity: Perspectivas, oportunidades y riesgos de los mercados de renta variable y renta fija


Tras el buen comportamiento registrado por la renta variable y la renta fija, ¿cuáles son las perspectivas para ambos clases de activo? Durante una mesa redonda celebrada recientemente, los directores de inversiones de Fidelity Worldwide Investment explicaron cuál es su visión para los mercados. La mayor atención estuvo centrada en las opiniones de Dominic Rossi, director mundial de inversiones del área de renta variable de la gestora, y Andrew Wells, director mundial de inversiones del área de renta fija, soluciones multiactivos e inmuebles de la entidad. Tanto a Rossi como a Wells se les plantearon varias cuestiones clave, sobre perspectivas, oportunidades y riesgos que ofrecen actualmente los mercados de renta variable y renta fija. El primero en abrir fuego ha sido Dominic Rossi.

¿Cuáles son sus perspectivas para las bolsas?

La volatilidad bursátil se mantiene controlada gracias a las positivas perspectivas estructurales de la economía estadounidense, y creo que podría seguir en niveles bajos durante un periodo prolongado, como ocurrió a finales de los años 90. Sigo siendo optimista sobre las acciones estadounidenses y su capacidad para ponerse al frente de las bolsas mundiales, y creo que la fortaleza y la duración de su recuperación económica sorprenderán a muchos inversores. Las perspectivas de beneficios siguen siendo favorables y es muy probable que la realidad termine desmintiendo a los analistas que insisten en que los beneficios estadounidenses no pueden seguir subiendo.

A este respecto, ya estamos viendo revisiones al alza de las previsiones en el sector tecnológico. Los datos estadounidenses están mejorando de forma generalizada, el doble déficit está descendiendo rápidamente y creo que Obama terminará su mandato con superávit presupuestario. Esto significa que las acciones estadounidenses tendrán apoyo en forma de liquidez y que los ahorros de las familias fluirán hacia la bolsa.

¿Está aumentando el riesgo de sufrir una corrección?

Aunque los mercados podrían seguir ganando terreno, con unos niveles de volatilidad en general bajos, es cierto que el riesgo de una corrección a corto plazo parece estar aumentando. De hecho, aunque la volatilidad general del mercado ha sido favorable, hemos sido testigos de algunas rotaciones sectoriales importantes que han castigado a los valores de pequeña y mediana capitalización. Esto podría ser una señal de que el mercado se prepara para una consolidación.

Se podría argumentar que estamos empezando a ver algunos de los comportamientos ligados a la fase de madurez del ciclo bursátil, ya que han comenzado a aparecer algunos excesos en el mercado de las salidas a bolsa y en las operaciones corporativas. Sin embargo, el culto a la renta variable todavía no ha regresado y los flujos de capitales en los fondos de bolsa siguen siendo
relativamente bajos desde una perspectiva histórica.

Si se da una corrección, creo que sería algo temporal que probablemente se desencadene por factores externos, por ejemplo si el precio del petróleo superara los 120 dólares por barril por los problemas geopolíticos o si se produjera una corrección en los mercados de deuda corporativa.

¿Preocupan las valoraciones?

Las valoraciones siguen siendo totalmente razonables en EE.UU. atendiendo a las rentabilidades sobre el capital. A este respecto, cabe señalar que una comparación simple del PER entre las acciones japonesas y estadounidenses resulta engañosa, ya que las rentabilidades sobre el capital de Japón han sido históricamente la mitad que en EE.UU. Por ello, creo que la brecha de valoración entre los dos mercados está justificada. Dominic Rossi es director mundial de inversiones del área de renta variable de Fidelity Worldwide Investment.

Ciertamente los márgenes de beneficios pueden estar en máximos históricos, pero creo que pueden seguir subiendo. Pienso que la distribución de los beneficios entre capital y mano de obra está experimentando un cambio profundo en EE.UU. No veo por qué los márgenes tendrían que retornar a la media; para que ocurriera, el peso de la mano de obra en los beneficios tendría que aumentar y a menos que volvamos a tener una mano de obra muy sindicalizada, lo que es improbable, los beneficios van a seguir siendo elevados. Esto se debe en gran parte a la globalización del mercado laboral, el menor grado de organización de la mano de obra, los cambios tecnológicos y la capacidad de los mercados para presionar a las empresas para que se centren en los márgenes de beneficios de una forma que hace 30 años simplemente no existía.

¿Cuáles son sus perspectivas para la renta fija actualmente?

Creo que los rendimientos seguirán siendo bajos en la renta fija en general durante algún tiempo. Aunque los bonos están caros desde un punto de vista histórico, la refinanciación de los bonos está siendo fácil y estamos viendo una estabilidad en los mercados de renta fija que no hemos visto en mucho tiempo. Hay que tener en cuenta el trasfondo actual, en el que los bancos están reduciendo sus balances, muchos inversores están buscando soluciones que ofrezcan rentas y los bancos centrales mantienen políticas monetarias muy expansivas.

Así pues, si uno espera que el entorno de inflación baja continúe, se podría decir que los bonos siguen siendo una buena fuente de rentas. Esto es aún más cierto si cabe cuando existe una apuesta por la relajación cuantitativa por parte de las autoridades monetarias y cuando vemos que los tipos de interés permanecen bajos.

¿Hay oportunidades en high yield?

Los tipos de los bonos europeos de alto rendimiento están próximos al 4% actualmente, por lo que el potencial de subida es más limitado. Desde un punto de vista relativo, aprecio más oportunidades en los segmentos de alto rendimiento en Asia y otras partes del mundo. También estamos viendo un aumento del interés en la deuda emergente, donde existen algunas oportunidades atractivas por valoración si los inversores están dispuestos a adoptar un enfoque selectivo. Aunque algunos de estos mercados como Rusia, Ucrania y Venezuela se enfrentan a problemas estructurales, otros son interesantes. Por ejemplo, algunos de los mercados del sureste asiático se mueven en niveles atractivos.

¿Dónde detecta los mayores riesgos en renta fija?

Los acontecimientos extremos suelen ser los mayores riesgos. Existen problemas concretos en Argentina, que ha declarado que no va a pagar los intereses de su deuda a todos los bonistas, y en Rusia, donde Moody's ha colocado la deuda pública con perspectiva negativa, lo que incrementa las probabilidades de una revisión a la baja de la nota crediticia del país. Sin embargo, algunos sectores castigados del mercado de bonos ofrecen oportunidades para conseguir buenas rentabilidades.

La inflación es también un riesgo de primer orden. Existe el peligro de que la continuación de los programas de relajación cuantitativa se utilice para resolver problemas económicos, sobre todo el paro. Esto significa que es muy probable que en algún momento haya un repunte de la inflación. Aunque esto podría no ocurrir hasta dentro de 12 o 24 meses, la inflación es siempre peligrosa, especialmente en el extremo largo de la curva de rendimientos, donde ésta se eleva y se produce una destrucción enorme de valor por los vencimientos largos de los bonos.

¿Qué tipos de estrategias debería valorar el inversor?

A pesar de la reducción de los estímulos cuantitativos, seguimos estando todavía en un entorno con compras netas de activos y los tipos de interés siguen estando en niveles históricamente bajos, lo que significa que los inversores deberían centrarse sobre todo en los activos que generan rentas. En los bonos, esto significa que la búsqueda de rendimientos debería continuar. Los fondos de bonos con enfoque estratégico ofrecen una buena dosis de flexibilidad para responder ante los cambios en el entorno, mientras que la protección contra la inflación sigue siendo una inversión anticíclica atractiva.

A la vista de algunos puntos de incertidumbre en algunos mercados bursátiles, un enfoque multiactivos internacional también resulta interesante para los inversores que desean un rendimiento atractivo con algo de exposición a las bolsas, pero sin toda la volatilidad que conllevan.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído