Fidelity no tiene dudas: mejor estar en acciones que en deuda pública


En Fidelity Worldwide Investment esperan que durante los próximos años el Reloj de la Inversión permanezca la mayor parte del tiempo en la fase de Recuperación —favorable a las acciones— en un contexto en el que la mejora de la economía estadounidense sostendrá un crecimiento mundial por encima de la tendencia y la desaceleración de China tirará a la baja de los precios de las materias primas y la inflación. Sin embargo, este no será un camino en línea recta. “Los últimos datos no han sido tan buenos y algunos indicadores de crecimiento sugieren que la recuperación podría perder impulso durante el verano”.

Los indicadores de crecimiento a corto plazo se han debilitado. Según Trevor Greetham, director de Asignación de Activos de la gestora, los decepcionantes datos del mercado de la vivienda en Estados Unidos, la subida de los impuestos sobre las ventas en Japón, el descenso de los pedidos industriales alemanes y una serie de malos datos en China apuntan a una posible pausa en la actividad económica durante el verano. “Tendríamos que ver nuevos estímulos de los bancos centrales para que se acelerara el crecimiento, pero pensamos que esta fase de debilidad no se convertirá en una desaceleración duradera”.

Esta menor confianza en la evolución de los indicadores a corto plazo es lo que, según explica el experto, les ha llevado a recortar su exposición a renta variable hasta una sobreponderación más moderada, decisión que aseguran se ha visto refrendada por sus modelos cuantitativos. “Ahora que los indicadores de crecimiento se han debilitado y las presiones inflacionistas se han fortalecido últimamente, el Reloj de la Inversión ha entrado temporalmente en territorio neutral”, afirma Greetham. En cuanto a la inflación, el experto considera que, aunque su hoja de ruta sigue en territorio negativo, sus lecturas son ahora menos negativas debido a la subida de los precios de las materias primas.

Posicionamiento actual de asignación de activos

En la gestora han estado sobreponderados en acciones desde 2012 por la combinación de recuperación continuada, políticas monetarias expansivas e inflación deprimida. Sin embargo, han recogido beneficios tras el debilitamiento de los indicadores de crecimiento. Por otro lado, siguen infraponderados en materias primas. “El exceso de capacidad, la fortaleza del dólar y la ralentización del crecimiento chino actúan como obstáculos. Consideramos que la fortaleza reciente se encuentra motivada por la oferta y que es temporal”.

En lo que respecta al mercado de renta fija, en la casa continúan estando fuertemente infraponderados en deuda pública. “Los rendimientos deberían subir gradualmente a medida que los bancos centrales vayan normalizando sus políticas monetarias”.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído