Fidelity: "No subestime el valor que encierra Europa"


La intención de los inversores europeos sigue centrada en Grecia, pero los inversores deberían seguir siendo optimistas sobre las perspectivas a largo plazo de una región que muchos han dejado virtualmente de lado, asegura Sam Morse, gestor del Fidelity European Fund, convencido de que las acciones europeas presentan unas valoraciones bajas en términos absolutos y están baratas frente a otras bolsas.

“Creo que algunos están subestimando la capacidad de las empresas europeas para capitalizar sus posiciones de liderazgo en las tendencias que previsiblemente dominarán los mercados de inversión en los próximos años, como la evolución demográfica”, afirma, pues el sector sanitario se encuentra en una sólida posición y algunas de las grandes farmacéuticas europeas proveerán medicamentos a países como China. Otro ejemplo es el sector de los materiales, donde varias empresas europeas son destacados proveedores de materias primas a los mercados emergentes y se beneficiarán del crecimiento económico.

Morse cree que los inversores están dirigiendo su atención a esas empresas sólidas y bien gestionadas, con beneficios sostenibles y perspectivas de incremento del dividendo “que tanto abundan en Europa”.

Lo más leído