Fidelity Funds European Growth, estrategia flexible de un gestor experimentado


A pesar de un cambio de gestor en 2007 y de las consiguientes salidas de dinero sufridas por el fondo, tenemos confianza en su capacidad para añadir valor a largo plazo. Por ellos le hemos asignado el Rating Morningstar de Notable.

Alexander Scurlock tomó las riendas del fondo en 2007 tras la salida del anterior gestor, Graham Clapp. Desde entonces, Scurlock ha reducido significativamente el número de compañías en cartera, en parte porque está más centrado en compañías de gran capitalización que su predecesor. Sin embargo, si bien prefiere en estos momentos las compañías grandes, su estilo de inversión es en general flexible, luego los inversores no deben asumir que este fondo siempre mantendrá ese sesgo. Scurlock podría aumentar el número de valores en cartera si creyese que las compañías medianas y pequeñas son más atractivas.

Nos gustan las estrategias flexibles cuando están en manos de inversores experimentados y de gran talento como Scurlock. Cuenta con un alto conocimiento de industrias y su objetivo es entender cada compañía en su entorno global. Por ello, la cartera es una combinación de selección de valores y de apuestas macro. Como ejemplo, está ahora sobreponderado en el sector financiero para beneficiarse de una potencial recuperación económica en USA. Esta es una apuesta arriesgada, pero Scurlock se siente cómodo tomando posiciones controvertidas si tiene convicción suficiente en ellas. Pensamos que el proceso captura eficazmente sus mejores ideas dado su enfoque relativamente libre. Además del talento y vasto conocimiento de Scurlock, este se apoya en el equipo interno de analistas de Fidelity, así como en otros gestores del equipo Europeo y en una extensa red de contactos en la industria, incluyendo brokers. Vemos esos amplios recursos de información positivamente dado su estilo de evaluar el marco global de compañías e industrias.

La rentabilidad obtenida por Scurlock en su anterior cargo, Fidelity Euro Blue Chip, es alentadora. Gestionó ese fondo durante alrededor de ocho años, período en el generó resultados muy atractivos. El fondo batió a su categoría con un nivel de riesgo similar. Dicho esto, también es cierto que ese fondo era más pequeño en volumen y tenía un universo de inversión más reducido, pero proporciona cierta evidencia sobre sus cualidades como gestor. Su historial en Fidelity European Growth es demasiado corto para valorar su labor, pero hasta ahora ha estado ligeramente por encima de la media.

Un aspecto negativo que vemos es el alto nivel de gastos anuales que cobra el fondo, que está significativamente por encima de la mediana. Esto es decepcionante considerando el gran volumen de activos que tiene el fondo bajo gestión. Preferiríamos que Fidelity transmitiese a los partícipes parte de las economías de escala generadas. En cualquier caso creemos que los puntos positivos superan a los negativos en este fondo por lo que le asignamos un rating de Notable.

Cinco pilares Morningstar

Personal: El fondo está gestionado por un gestor de elevada experiencia y talento, que además está apoyado por un fuerte soporte analítico.

Firma Gestora: Fidelity International Ltd es una de las mayores firmas de gestión de fondos a nivel global. La firma tiende a promocionar profesionales desde dentro y los gestores normalmente provienen del equipo de analistas.

Proceso: El proceso es suficientemente flexible para explotar las fortalezas del gestor y funcionar bien bajo diferentes entornos de mercado.

Performance: La rentabilidad de Scurlock en este fondo ha sido ligeramente superior a la media pero todavía se trata de un período de tiempo corto.

Precio: Se trata de un fondo caro comparado con su categoría.

Empresas

Lo más leído