Fidelity: corrección a mitad de año, recuperación a finales de 2014


Probablemente se produzca una ligera corrección de los mercados en el corto plazo para absorber las ganancias en 2013 y consolidar la ruptura alcista. De esta forma, para finales de año, volverá a brillar la tendencia alcista de largo plazo que reflejan los mercados. Éste es en síntesis el pronóstico de Jeff Hochman, director de análisis técnico y miembro del grupo de asignación de activos de Fidelity Worldwide Investment, quien explica que “en el pasado ha habido periodos de corrección de uno a tres años (a mediados de la década de los 40 y a comienzos de la década de los 80) después de confirmarse la salida de mercados bajistas duraderos”. 

Hochman toma como referencia el índice compuesto del Modelo del Ciclo, ya que considera que ha sido un indicador muy eficaz a la hora de predecir las tendencias generales del mercado desde la década de 1920, y especialmente durante los últimos cinco años. El experto afirma que los ciclos de cuatro y diez años deberían dominar en 2014, y pronostica un movimiento plano o a la baja en el segundo o el tercer trimestre, seguido de un cuarto trimestre al alza. “Si se desencadena una corrección o retroceso en 2014, debería empezar durante los próximos meses”, vaticina. 

“Aunque obviamente existen señales de efervescencia actualmente, como las OPV y los PER de los valores biotecnológicos y tecnológicos, el mercado no es igual que en 1987 ó 1999”, continúa el experto en análisis técnico, que considera que la desaceleración de los indicadores adelantados de crecimiento del G7 “crea el trasfondo macroeconómico para justificar un escenario de consolidación”. Hochman afirma que “a pesar de la posible pausa en la tendencia alcista durante los próximos 15 meses más o menos, las Bolsas de EE.UU. y Europa van a proseguir con su nuevo movimiento a largo plazo, probablemente en detrimento de las materias primas, las cuales previsiblemente se moverán lateralmente o a la baja durante los próximos años”. 

Dudas razonables en renta variable

Teniendo en cuenta que la renta variable mundial está compuesta en un 85% por valores europeos y estadounidenses, EE.UU. lidera el movimiento alcista a largo plazo en la renta variable mundial gracias a la recuperación de la economía estadounidense, la todavía abundante liquidez suministrada por la Reserva Federal y, en menor medida, el creciente optimismo en torno a la recuperación europea. 

“No obstante, a pesar de que la renta variable de los mercados desarrollados ha recuperado los niveles anteriores a la crisis financiera, las perspectivas seguirán siendo inciertas a corto plazo”, advierte Hochman. En este punto pone como ejemplo el caso del mercado japonés, del que afirma que su aspecto técnico se ha deteriorado más de lo previsto en el primer trimestre tras los flujos de salida de capitales en el país, debido a la preocupación derivada del incremento del IVA nipón del 5% al 8%. “Si las perspectivas se debilitan, podríamos ver nuevos descensos del 5-10% en el mercado japonés”, augura el director de análisis técnico. 

Otro punto que analiza Hochman en su informe es la ausencia del ansiado crecimiento de beneficios, que se ha puesto como requisito para que los mercados mantengan el tirón alcista, que hasta ahora ha sido alimentado casi exclusivamente por la expansión de múltiplos. La previsión del consenso de mercado es un crecimiento del BPA de doble dígito en 2014, previsión que a ojos del responsable de Fidelity “sigue siendo muy optimista y contrasta fuertemente con la postura de los analistas fundamentales, que siguen revisando a la baja los precios de las acciones en todas las regiones menos Japón”. 

“La falta de beneficios aparentes y, en muchos casos, de crecimiento de los ingresos sigue siendo un riesgo clave en las bolsas en 2014”, explica el experto. “Las valoraciones se han revisado al alza en los mercados desarrollados, que ahora muestran PER más altos y están en unos niveles que se mueven entre razonables y caros, dependiendo del punto de vista de cada inversor”, añade. 

El responsable de Fidelity constata que, tras un buen 2013 en el que los expertos en selección de valores se beneficiaron de la caída de la volatilidad y la dispersión dentro de los sectores, ahora esa dispersión de valoraciones ha caído, complicando la selección de valores. Hochman pone varios ejemplos de los sectores en donde la gestora americana está encontrando oportunidades. Entre los más atractivos figuran el sanitario y el tecnológico, aunque en ambos casos su evolución ha sido muy seguida por los inversores. “Sin embargo, ahora que la dispersión intrasectorial es baja, existen grandes oportunidades desde la perspectiva de la selección de valores en sectores como el consumo discrecional y los servicios financieros, así como en sectores que tienen una recomendación de venta para el consenso del mercado, como el consumo básico y la energía”, indica el experto. 

Otro de los segmentos en donde el inversor puede encontrar oportunidad bajo el punto de vista de Hochman es el de las empresas que pagan dividendos sostenibles, puesto que considera que los dividendos son cruciales para generar rendimientos totales a lo largo del tiempo. “El increíble efecto de la capitalización es el ingrediente más importante para las ganancias bursátiles a largo plazo y ningún otro factor se acerca a la capacidad para impulsar las rentabilidades que tienen los dividendos a medida que se van capitalizando a lo largo del tiempo”, explica el director de análisis técnico. Es por ello que afirma que “tener en cartera valores que aumenten los dividendos será una combinación ganadora, especialmente en años como 2014, cuando las cotizaciones podrían corregir o consolidar”.

Tendencias en los mercados emergentes

Hochman también dedica unas líneas de su análisis al estudio de tendencias en los mercados emergentes. Para empezar, constata que han sido pocas las señales por técnico de que estas bolsas reduzcan la desventaja con los mercados desarrollados. El experto de Fidelity constata la gran divergencia que aparece si se observan estos mercados en términos absolutos –las pérdidas ascienden a un 6% en dólares desde los máximos relativos frente a Wall Street en septiembre de 2010- y en términos relativos, donde observa que la trayectoria es descendente aunque esto es aplicable a los grandes valores, pues constata que los pequeños sí se están comportando bien, por lo que considera que las small caps emergentes pueden encerrar oportunidades. 

Hochman termina con una previsión sobre la evolución de los tipos de interés a corto plazo. Aunque piensa que éstos seguirán probablemente en niveles bajos en 2014, matiza que “será importante estar atentos a medida que avance el año ante la aparición de las primeras señales de subidas de tipos”. El experto cree que los tipos de largo plazo en Estados Unidos terminarán alcanzando el 4%, pero advierte de que “podría llevar más tiempo alcanzar este nivel de lo que se creía anteriormente”. “En este sentido, se está poniendo a prueba la parte baja de la horquilla a doce meses tanto en EE.UU. como en la zona euro”, concluye. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente