Fibanc garantiza los bonos de Lehman


Fibanc Mediolanum ha presentado hoy su plan para garantizan el capital a los clientes que tenían productos emitidos por Lehman Brothers. El objetivo es doble: no dejar sólo a los clientes y que los resultados del banco no se vean afectados por la quiebra del banco estadounidense. Los dueños del banco pagarán las pérdidas sufridas por sus clientes para que no repercutan en las cuentas del grupo.



De este modo se convierte en la primera entidad que hace pública una medida de este tipo para proteger a los clientes afectados. Otros grupos, como Banif, están valorando la manera de resarcir a sus clientes afectados por la pérdida de valor de sus inversiones en productos vinculados a Lehman Brothers.

Según han informado los presidentes de Fibanc y de Mediolanum, Carlos Tusquets y Ennio Doris, en España ha habido 1.418 clientes con productos emitidos por el banco estadounidense. El patrimonio medio de cada uno es de 110.000 euros, con un total 45 millones de euros, y todas las emisiones tienen vencimiento en el 2015.



El producto que Fibanc había comercializado era un seguro de vida, no estaba estructurado, y el capital de los clientes estaba garantizado por una opción de Lehman.



El coste de la operación será de 120 millones de euros, que se destinarán a comprar bonos de un gran banco en España, para cubrir a los clientes españoles, y de otro en Italia, para los clientes transalpinos. Esos bonos sustituirán al seguro que antes garantizaba una opción de Lehman Brothers.



Para hacer frente al gasto de la operación, los socios mayoritarios de la entidad, Fininvest, con el 36% del capital, y la familia Doris, con el 40,49%, han decidido asumir la pérdida, renunciando al pago del dividendo de este año y aportando capital extra.



"Esto es la primera vez que sucede en España, en Italia o en el mundo: los accionistas de la mayoría se hacen cargo del coste de una operación como ésta", dijo Doris.

Lo más leído