Felipe Andrés (Esfera IT): “Hay que invertir en quien quita el trabajo (los robots) y en quien rellena los espacios de ocio libre dejados”


Esfera Investment Technology cumplió en diciembre su primer aniversario. Con poco más de un año de vida, la gestora española ya atesora más de 50 millones de euros en activos bajo gestión, una cifra que pretende triplicar en 2017, hasta alcanzar los 150 millones de patrimonio, adelanta su consejero delegado, Felipe Andrés.

En este tiempo, a la firma le ha dado tiempo a definir la idea de negocio por la que quiere diferenciarse y a implementarla en una buena parte. Su objetivo pasa por combinar dos mundos: lo mejor de la gestión propia y también de la gestión de autor independiente. Para ello, ha registrado tres fondos de inversión -Esfera, Esfera II y Patrimony Fund- a través de los cuales dar a conocer sus diferentes estrategias de inversión. “Desde la gestora vamos a ser neutrales. Queremos ofrecer al cliente un producto de calidad y nos da igual hacerlo mediante fondos de la casa o del hub de gestores”, señala Andrés.

Los tres gestores internos de Esfera IT están especializados en renta fija mixta (Esfera Renta Fija Mixta Global), renta variable internacional y, sobre todo, en robótica. Esta última temática es invertida a través del fondo Esfera Robotics, un nicho en el que la gestora se embarcó gracias a la pasión por la tecnología y el conocimiento técnico que de ella tienen sus profesionales.

Siempre atentos a la novedad

“Siempre estamos alerta sobre cualquier evento que suponga novedad”. Con esta premisa gestiona Esfera IT el fondo Esfera Robotics, un producto global que, con entre 35 y 40 empresas en cartera, invierte en compañías relacionadas directa o indirectamente con la robótica, los procesos de automatización y la inteligencia artificial.

En torno a estos tres ejes, en su cartera pueden encontrarse empresas que fabrican robots manufactureros, militares o quirúrgicos; compañías de inteligencia artificial y de automatización de procesos, especialmente en tareas intelectuales, como Facebook, Alphabet (Google) o Apple, y empresas de componentes como baterías o cámaras de visión para robots, al estilo de Tesla. Son, a juicio de su máximo responsable, estas últimas compañías quienes van a rentabilizar la revolución de la robótica. “En la industria auxiliar es donde muchas veces extraemos el valor añadido. En general, miramos a futuro no sólo que una empresa tenga un buen negocio o un negocio único, sino que sea capaz de mantenerlo al ser difícilmente replicable”, justifica.

Un ejemplo de no siempre fácil inversión son los fabricantes de drones, un subsector donde hay mucha “mortandad empresarial”, ya que estos vehículos aéreos no tripulados han pasado a ser un estándar general de oferta a cada vez menores precios. Otro problema que se encuentran normalmente los gestores al adentrarse en el universo de la robótica son los grupos multriproducto. “Es complicado invertir en compañías puras de robótica, normalmente cuando despuntan son compradas por grandes multinacionales. Por eso, cuando estudiamos las empresas, a veces tenemos que adquirir la empresa matriz. Eso sí”, advierte Andrés, “siempre y cuando la robótica pese mucho sobre el total de negocios del grupo y tenga expectativas de pesar más incluso”.

La segunda derivada de la robótica

Innovación, pero con un universo invertible más amplio que el de Esfera Robotics. La firma no quiere atarse a que todas las novedades y oportunidades de inversión estén directamente ligadas a la robótica y, por eso, en su nuevo fondo de renta variable internacional ensancha su universo a empresas con más de 1.500 millones de valoración donde la innovación sea pilar fundamental.

“La capacidad cognitiva de los robots va a incrementarse cada año y la consecuencia es que los humanos tendrán más tiempo libre. Habrá una transición que durará entre una y dos décadas. Hay que estar posicionados en quien quita el trabajo [los robots] y en quien rellena los espacios de ocio libre dejados por ellos”, afirma Andrés, que detecta nichos por explotar en la biotecnología con la edición de genes o en el ocio y el turismo con los videojuegos, la realidad virtual o el alquiler de viviendas privadas.

Hub de gestores

En total, Esfera IT es responsable de 14 estrategias distintas de inversión en la actualidad, al ser sus fondos Esfera y Esfera II fondos por compartimentos. En ellos, así como en el Patrimony Fund, da cabida a gestores y EAFI que tengan ideas propias sobre los mercados pero que quieran aprovecharse de la estructura del grupo Esfera Capital. “Tanto en la gestora como en la agencia de valores tenemos herramientas de control de riesgos ex ante, terminales de Visual Chart -para análisis y operativa de mercado- y capacidad de marketing. En definitiva, disponemos de una infraestructura tecnológica muy potente que nos hace muy competitivos en precio”, según su consejero delegado.

Entre los gestores y EAFI que ya subgestionan o asesoran algunos de sus fondos, se encuentran Vicente Álvarez Crego (Esfera II Timeline Investment), Ignacio Reche Ajubita (Esfera II Value Systematic Investment) o Ágora EAFI (Patrimony Fund). Otro histórico del sector financiero español como es José Luis Cárpatos también se ha incorporado recientemente a la firma como gestor de carteras sénior. El objetivo de Esfera IT es, indica Andrés, hacer madurar los fondos de su hub de gestores de autor para que, cuando alcancen 10 ó 15 millones de patrimonio cada uno, poder separarlos como fondos propios.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente