Tags: Latam |

Felices y Forrados: “Aspiramos a tener el 20% del mercado de pensiones en cinco años”


“Es una decisión sin retorno”, asegura Gino Lorenzini, gerente general de Felices y Forrados, sobre el proyecto de levantar una administradora de fondos de pensiones (AFP) en Chile. Tras dos años de funcionamiento como plataforma de recomendaciones sobre en qué multifondo es mejor estar en cada momento y mucho ruido armado en la industria por los traspasos, Felices y Forrados cuenta con unos 75.000 clientes de pago y unos 40.000 clientes que están aprovechándose del pase gratuito de tres meses. El siguiente paso de Felices y Forrados será crear una AFP que compita con las ya existentes, según han informado esta semana.

“No era nuestra finalidad, pero en estos años asesorando hemos presentado ocho propuestas concretas de reformas que ni se escucharon por parte de los políticos”, asegura Gino Lorenzini, fundador de la empresa. Lorenzini vivió ajeno al mundo de las finanzas en puestos ejecutivos en el Ministerio de Exteriores y en empresas ligadas al comercio y a la importación y exportación hasta 2008. “Estaba estudiando un Magister en Finanzas en la Universidad de Chile y viví cómo la teoría era distinta a la realidad”. El fundador de Felices y Forrados asegura que desde entonces trabajó en un nuevo modelo de previsión de mercados.

La propuesta de la compañía se centra en crear “una AFP ciudadana”. Lorenzini comenta dolido que se están visto “sacados de los medios de comunicación públicos”, porque “en el sistema no hay voluntad de mejorar. Ante este escenario la única solución es levantar una administradora y que los trabajadores sean los dueños. Además, el 40% de las utilidades se repartirán entre los afiliados, que recibirán en su cuenta un cheque previsional”.

El objetivo ahora de Gino Lorenzini es aglutinar 300.000 clientes de aquí al próximo 31 de marzo para levantar la AFP. Estos afiliados podrán ser a la vez accionistas ya que tendrán la opción de comprar acciones, hasta el 49% de la sociedad que se formará con la administradora, mientras que el 51% estará en manos del propio Lorenzini o de Felices y Forrados, según exigencias regulatorias. “Mi aporte será el modelo de negocio y la fórmula para la gestión de la inversión. El hecho de quedarme con el 51% del capital es porque hace 15 años nació una AFP ciudadana y tras compras a minoristas acabó disipándose el objetivo inicial y hoy es Plan Vital”, asevera el fundador de Felices y Forrados.

De los clientes actuales de la plataforma, Lorenzini espera que al menos el 80% se cambie de AFP a la nueva administradora de Felices y Forrados en caso de que se materialice. Aunque no lleguen a esa cifra la intención seguirá siendo crear la administradora, ya que “en los últimos cambios de fondos se han movido 5.000 millones de dólares, con esa cantidad seríamos un actor relevante”.

Gino Lorenzini se muestra muy optimista. “En cinco años aspiramos a tener hasta el 20% del mercado de fondos de pensiones”, aunque por ahora el primer reto es alcanzar la cifra de los 300.000. “Ya hemos iniciado algunas campañas y en enero empezaremos con una nueva que todavía la guardamos en secreto. Además, una barrera de entrada suele ser que los afiliados soliciten claves para cambiar de administradora pero nuestros clientes cuentan con ella y se podrían cambiar fácilmente”.

Aprobación de la Superintendencia

Para levantar la AFP, Felices y Forrados necesita la aprobación de la Superintendencia de Pensiones, paso clave ya que de no recibir luz verde echaría por tierra el proceso, que se iniciará tras el 31 de marzo. “Entregaremos la documentación a la Superintendencia como una petición formal. Si la aprueba tendremos durante seis meses una licencia previsoria para montar las infraestructuras de la administradora”, explica Lorenzini. De esta forma, la fecha de entrada en el mercado si todo va bien oscilará entre marzo y junio de 2015.

El riesgo, asegura el CEO de Felices y Forrados, es que Solange Berstein continúe ocupando el cargo al frente de la Superintendencia: “No tenemos buena relación con la superintendenta, pero debería el puesto debería cambiar con el nuevo Gobierno de Bachelet. Nosotros cumpliremos todos los requisitos, pero la Superintendencia puede decidir en negativo a pesar de ello. No obstante, creemos que habrá presión social de nuestros clientes para que eso no pase”. Aunque ya está inmerso en el proceso, Lorenzini asegura que no es fácil crear desde cero una administradora de fondos de pensiones. “Hay restricciones altas con una regulación excesiva”.

Costes y rentabilidades

Felices y Forrados, asegura Lorenzini, no aspirará a ser la administradora con menor coste. “Estaremos entre las dos AFP más económicas, Modelo y Habitat, porque no creo que lleguemos a Modelo por sus sinergias en los sistemas informáticos que le permiten tener una comisión muy reducida”. Precisamente por esta razón y como inciso, no acaba de aplaudir la creación de una AFP pública como proponía el programa de Michelle Bachelet. “Lo que sea aumentar competencia en la industria es positivo. Pero no va a generar beneficios al sistema porque está planteada como una alternativa con costes bajos, y no creo que consiga superar a Modelo en este sentido. Además, es difícil que iguale en conocimiento de inversiones a las AFP privadas y puede generar conflictos de interés en política de inversión”.

En cuanto al proceso de inversión, el fundador de Felices y Forrados asegurará que romperá con la tradición de los últimos años de las administradoras. “Hay una correlación muy grande entre las cinco AFP. Habitat es líder y el resto es seguidor, hay un comportamiento manada”, cree que provocado en gran parte por el hecho de que las AFP que se alejen de la rentabilidad promedio tienen que asumir con capital propio esa diferencia de pérdida de ahorro para los afiliados o desaparecer.

En este sentido, Gino Lorenzini se plantea como meta superar en un 3% nominal a la media de la industria a largo plazo. “El asset allocation de los portafolios es muy de largo plazo, algo que se deja ver en los multifondos más riesgosos. Nuestra AFP iría en el multifondo A al punto más bajo de tenencia de renta variable en caso de riesgos y al revés en caso de tendencia positiva, según lo que suceda en el mercado. Si conseguimos afectar al promedio las AFP ineficientes quedarían fuera”.

Para ello, el actual equipo de inversión de Felices y Forrados sería el responsable del asset allocation de la nueva AFP, si ésta ve la luz en poco más de un año. Aunque habrá refuerzos: “La industria ha tenido varias AFP que se han ido fusionando y eso ha dejado a personas de lado que han trabajado en los equipos de inversión. Nosotros tenemos una nueva filosofía de inversión, pero no hacemos gestión de portafolios”, concluye Gino Lorenzini.

Lo más leído