Factores a tener en cuenta en las inversiones temáticas


TRIBUNA de Howie Li, director ejecutivo y co-director de CANVAS, en ETF Securities. Comentario patrocinado por ETF Securities.

Después de un año de triunfos electorales populistas en todo el mundo, está claro que la economía global continúa sufriendo daños y dividiéndose. Independientemente de la persuasión política, hay un deseo unánime de que las medidas monetarias no convencionales como la flexibilización cuantitativa (QE) y la era de los tipos de interés ultra bajos o negativos puedan ser consignados al pasado. Estas medidas fueron anunciadas inicialmente para mantener la economía mundial fuera del abismo cuando la infraestructura financiera mundial amenazó con colapsar. Pero ahora han contribuido a un profundo sentido de la desigualdad y han hecho casi imposible encontrar fuentes de retorno para los inversores.

Después de casi una década en este entorno de baja rentabilidad, muchos inversores han comenzado a cuestionar su marco tradicional de asignación de activos y empiezan a considerar las estrategias de inversión temáticas como parte de su enfoque.

La inversión temática se basa en la idea de captar rendimientos a través de la exposición a activos vinculados a tendencias estructurales a largo plazo. Un enfoque temático requiere una comprensión fundamental del impacto de las tendencias económicas, políticas y sociales a largo plazo en los distintos sectores y regiones, lo que pone de manifiesto las oportunidades de invertir.

Tal enfoque puede ser proporcionado a través de asignaciones a determinados ETF, pero implica riesgos. El primero de ellos es fácil de conceptualizar, pero más difícil de detectar. Con la gran diversidad de enfoques temáticos que se ofrecen, incluyendo la demografía, la tecnología y la agricultura, ¿cómo pueden los inversores tener claro si el tema se construye sobre una tendencia real y sostenible en lugar de sobre un giro de marketing? ¿Es un tema respaldado por rigurosas investigaciones y análisis o los inversores corren el riesgo de caer en lo que se denomina la falacia narrativa - el atractivo de un tema de inversión porque tiene una bonita historia detrás?

Antes de emprender cualquier tipo de enfoque temático, los inversores deben mantener amplios diálogos internos para asegurarse de que todas las tendencias relevantes son consideradas, los objetivos de inversión están claros y deben llegar a un acuerdo sobre la lógica que se utilizará para priorizar y finalmente seleccionar algunos temas para una investigación más exhaustiva. Deberían preguntarse si la tendencia es realmente estructural o meramente conjetural o a corto plazo.

Por ejemplo, ofrecemos productos temáticos de renta variable con exposición a robótica y tecnología de automatización porque opinamos que el mundo en que vivimos se está transformando. La innovación liderada por la tecnología está cuestionando el statu quo. Las empresas que contribuyen a la robótica y la tendencia a la automatización probablemente superarán a los principales índices de renta variable con el tiempo. Pero los inversores necesitan aceptar esta hipótesis de la inversión más allá de ser atraídos simplemente por el tema. Los inversores que están simplemente emocionados por la idea de los robots deben ver una película de ciencia ficción en vez de plantearse invertir en estos activos.

Un riesgo relacionado es que la exposición de la cartera a la tendencia temática puede ser ilusoria. La metodología del índice debe ser especialmente rigurosa, ya que no se trata sólo de identificar determinados grupos, por ejemplo, las empresas de energía o mid caps de los Estados Unidos, como sería el caso en un índice convencional. En un índice o estrategia temática, la construcción necesita (i) definir los subsectores que representan los principales impulsores dentro del ecosistema, (ii) aplicar una selección basada en normas y una metodología de ponderación apropiada que capture el crecimiento de las empresas que contribuyen a cada uno de los subsectores y (iii) ofrecen una exposición a toda la cadena de valor utilizando una cesta de acciones globalmente diversificada. Por esta razón, en las inversiones temáticas, la selección de los índices y el rigor de la investigación especializada es mucho más crítica que para la exposición a áreas más habituales o generales como el S&P500 o el FTSE 100.

Los inversores también deben asegurarse de que el enfoque que adoptan ofrece una exposición diferente a su amplia asignación de capital. Por ejemplo, si consideran que la tecnología es una oportunidad temática, deben ser conscientes de que algunas de las compañías tecnológicas más grandes del mundo ya aparecen en los índices principales. Las empresas de un producto de inversión temática no deben solaparse con las empresas a las que los inversores ya están expuestos a través de productos más comunes.

Por estas razones, las decisiones de inversión no deben tomarse a la ligera. Si bien dos productos pueden parecer similares en cuanto al valor nominal, un estudio más detallado puede revelar una serie de elementos importantes que son cruciales para el proceso de toma de decisiones. Por lo tanto, una elección mayor debe ir de la mano de un mayor escrutinio.

Empresas

Lo más leído