Extinción masiva de cisnes blancos


Lo mejor de la semana. Blog de María Folqué y Montserrat Formoso.

Ahora que la corrección política ha muerto, vamos a aprovechar para decirles lo que pensamos de ustedes: nos parecen unas personas fabulosas y muy sensibles, que leen cosas interesantes. Ala, nos lo teníamos que quitar de encima.

Los que también se han extinguido son los cisnes blancos. Antes, los sucesos posibles pero altamente improbables eran la excepción, ahora son el pan nuestro de cada día. Declaramos 2016 el año del votante enfadado que no respira. Lo único bueno es que de cara al año que viene ya nos habremos hecho una idea un poco más ajustada del mundo en el que vivimos.

En la lista de desaparecidos añadimos además, al establishment (que es un ente, como los mercados). Ha desaparecido tanto tanto, que en la lista de ministrables de Donald están un banquero de inversión, un magnate del petróleo y un ex speaker de la Cámara de Representantes. Todo gente muy locuela con la que se puede identificar perfectamente cualquier obrero metalúrgico del Rust Belt. Se ve que como Zorrilla puso en boca de Don Juan “los muertos que vos matasteis gozan de buena salud”.

Pero a nosotras la que de verdad nos preocupa es, claro, Janet. Janet Yellen. Nos estamos imaginando la primera llamada del Presidente electo. “Janet, ¡quiero los tipos más altos!, por cierto, como mujer me pareces un cuatro”. Pobre mujer.

Y así es como en febrero de 2018 la Chairwoman puede ceder el testigo a alguien muy republicano, muy blanco y muy hombre. Trump podría pedirle su renuncia antes, a lo que Yellen, con seguridad, se negaría. ¿Dónde estaría entonces la independencia de la institución?, y sobre todo, ¿su orgullo? Aunque pensándolo bien, los planes actuales de subida gradual de los tipos tampoco vienen mal a su promesa del trillón (americano) de dólares en infraestructuras. ¿Y si al final tanto gasto público y alivio impositivo eleva los tipos de la deuda? Siempre queda pedir más helicopter money para financiarlo y si la Fed no acepta, acusarla de estar haciendo política en lugar de su trabajo.

La Fed desplazada a un segundo plano, dicen muchos. Tampoco está mal un poco de macro más allá de la política monetaria. Próxima cita el 14 de diciembre. Para entonces ya conoceremos los resultados del referéndum en Italia y las elecciones en Austria. Cisnes en blanco y negro que dan lugar a enigmas y a muchas preguntas.  A ver si aparece algún cisne gris…En fin, como dejo dicho Leonard Cohen “hay una grieta en todo y así es como entra la luz”. Sólo nos queda poder verla.

Buena semana.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído