Explorando el futuro de la renta fija


TRIBUNA de Jim Caron, managing director de Morgan Stanley Investment Management. Comentario patrocinado por Morgan Stanley IM.

La renta fija ofrece actualmente unas oportunidades de inversión que no deben valorarse como se hacía en el pasado, ya que la esfera política, el marco normativo y la política monetaria se han convertido en factores más dominantes que los fundamentales económicos. Los modelos tradicionales basados en los fundamentales podrían no ser los mejores para valorar las oportunidades de inversión. Se necesita un nuevo método para valorar activos. Es preciso diseñar carteras que diversifiquen estos factores de riesgo en un horizonte de inversión para generar rentabilidades atractivas y constantes.

Desde la crisis financiera, los bancos centrales han encontrado formas creativas de propiciar unas condiciones monetarias expansivas que van desde los tipos de interés negativos hasta la expansión cuantitativa. Estas políticas se diseñaron para distorsionar los parámetros de valoración de los activos de modo que los inversores ajustaran sus carteras para entrar en activos con mayores rendimientos y riesgo y así sostener el sistema financiero.

Desafortunadamente, el aumento de los precios de los activos no tuvo el efecto deseado, a saber, estimular el crecimiento y la inflación, lo que ha obligado a los bancos centrales a mantener estas políticas durante demasiado tiempo. La consecuencia indeseada de sus acciones es que los precios de los activos responden más a la política monetaria que a los fundamentales económicos. Por esa razón, los modelos fundamentales tradicionales no están consiguiendo predecir los precios de los activos; así, por ejemplo, los bajos niveles de desempleo no provocan inflación salarial del mismo modo que antes. Tampoco los elevados niveles en que se mueven los índices del sector manufacturero mundial, como los PMI, están traduciéndose en ascensos de los rendimientos de la deuda pública.

Para complicarlo todo aún más, la esfera política tiene una incidencia mayor en la volatilidad de los mercados. El populismo, la regulación y la liberalización son variables muy importantes para los mercados. No son necesariamente nuevos factores de riesgo, pero lo que sí es novedoso es que se están dando todos al mismo tiempo. Eso se ha convertido en una gran fuente de volatilidad en los precios.

Los modelos financieros tradicionales, que se diseñaron para convertir los fundamentales económicos en precios para los activos financieros, no están preparados para lidiar con la complejidad de la estructura actual del mercado, donde la esfera política, la regulación y la política monetaria son los factores que determinan los precios de los activos. Hay más ruido que señales en los mercados actuales y hablará sobre cómo distingue entre ellos cuando toma decisiones de inversión y asignación de activos. La construcción de carteras y una estrategia de inversión que atenúe el ruido y se concentre en las señales pueden identificar oportunidades de inversión en unos mercados que inducen a la confusión.

9036843_Chart_ES

*Jim Caron, gestor de fondos de renta fija global, es uno de los ponentes participantes en Madrid Seminar de Morgan Stanley Investment Management. El título de su presentación es: Explorando los mercados de renta fija: Panorama actual y oportunidades.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas