Tags: Gestores | Selectores | ETF |

Experiencia y gestión, marcas del equipo de selección de fondos tradicionales de InverCaixa


Si algo distingue al equipo de análisis y selección de fondos tradicionales de terceros de InverCaixa es su amplia experiencia en la labor que desarrollan y el hecho de que, ellos también son gestores de fondos. Y es que, frente a otras casas en las que las funciones están separadas, en la entidad catalana los selectores gestionan los fondos de fondos de terceros de la gestora. De hecho, ese fue su origen hace ya 11 años.

El equipo de arquitectura abierta está formado por seis profesionales que se distribuye el trabajo por geografía dentro de la renta variable y una persona que lleva exclusivamente renta fija, tal como se explica en un artículo de la revista Funds People en su número de marzo. Arantza Loinaz es la directora de Arquitectura Abierta, que así es como denominan en la entidad a este departamento, mientras que Helena Marino se encarga de los fondos de renta variable Europa; Javier Espinosa, de renta variable USA y fondos sectoriales, Patricia Pomares de renta variable Japón y Global; Rubén Ruiz, de renta variable emergente, y Javier Blasco, que se encarga de fondos de renta fija.

“En 2001 presentamos el proyecto para gestionar fondos de fondos de terceros y la opción era ir por indexados o elegir crear competencias para el análisis y selección de productos”, recuerda Loinaz. “Se optó por esta segunda opción y en 2002 comenzamos a gestionar nuestros producto. Hoy en día tenemos 12 fondos de fondos de terceros”.

Así, el equipo realiza una doble función. Por un lado, son los responsables de la selección de todos los fondos de terceros que se utilizan en todo el grupo La Caixa, a excepción de los planes de pensiones, y, por otro, se encargan de gestionar la gama de fondos de fondos que ofrece la gestora del banco, InverCaixa.

En la labor de selección de fondos para otras unidades de gestión (por ejemplo, en fondos mixtos o para las sicav) realizan carteras de fondos, es decir, el gestor responsable de la sicav o del fondo en concreto les traslada la asignación de activos que quiere canalizar a través de fondos de terceros y ellos les seleccionan carteras modelos, de manera que suelen invertir en varios fondos de inversión, no en un solo producto. Al construir estas carteras, al igual que hacen en sus propios fondos de fondos, deciden primero el peso por riesgo que quieran dar a cada estrategia y de ahí otorgan el peso específico de cada fondo.

Lista con 40 fondos

Además, elaboran la lista de fondos de terceros para su uso en la unidad de banca privada del grupo. Esa lista está formada por fondos de 40 categorías con un fondo por categoría. El equipo elabora fichas explicativas sobre cada fondo junto con su valoración y análisis.

En total, la entidad cuenta con 4.000 millones de euros en fondos tradicionales de terceros. El número de gestoras con las que trabajan no tiene límite ni tampoco el tipo de entidad pues, como dice Loinza, son “asépticos” y buscan el mejor fondo. Sí que buscan trabajar con gestoras que tengan ingresos suficientes como para dedicar recursos a tener todos los departamentos internos que consideran necesarios para gestionar. También marcan un tamaño mínimo por fondo en el que entran, pero porque quieren tener capacidad de entrar y salir de los fondos sin problema y sin causar problema en el propio fondo.

En su labor, el equipo de Loinaz incluye ETF pues consideran que no siempre la gestión activa aporta valor al cliente, de manera que, a veces, es mejor buscar una opción indexada y para ello eligen la manera más eficiente para hacerlo bien sea ETF, swap, futuro o fondo indexado.

Cuando comenzaron la labor de análisis y selección de fondos, el proceso tenía un gran componente cuantitativo, “pero con el tiempo te das cuenta de que el cuantitativo tiene sus límites”, dice Loinaz. Así, en estos años han profesionalizado su labor y ahora dedican un 5% de su tiempo a temas cuantitativos y un 95% a ver a gestores. “Se trata de entender cómo toman las decisiones de inversión los gestores, luego cómo lo implementan en las carteras y que sea acorde el proceso”, dice.

“La ventaja es que nosotros mismos somos gestores, así que sabemos de las dificultades que supone este trabajo, el estar en los mercados, el tomar decisiones…”, explica Loinaz. En sus fondos de fondos suelen incluir entre siete y 12 productos y realizan la contratación a través de Allfunds Bank.

Loinaz destaca la consistencia del equipo de Arquitectura Abierta de InverCaixa. Ella misma lleva 13 años realizando esta labor y casi todos los demás miembros del equipo llevan más de diez años en el trabajo. En este tiempo, sólo han tenido una baja y la última persona en incorporarse lo hizo hace ya siete años. “Es un equipo consolidado y con mucha experiencia. Funcionamos como un equipo de verdad”, dice.
 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas