Expectativas de las gestoras de pensiones españolas en torno a la renta fija y la inflación


Las gestoras españolas de planes de pensiones siguen pensando de forma mayoritaria que, en el futuro más próximo, la renta variable tendrá mayor rentabilidad para sus inversores que la renta fija. Sin embargo, esta mayoría comienza a flaquear ante un entorno lleno de incertidumbres políticas, económicas y financieras, siendo cada vez más las firmas que vuelven a ver potencial en la deuda como activo invertible.

Así lo pone de manifiesto el último Barómetro de las Pensiones Privadas en España, realizado por Kessler & Casadevall con la colaboración de Amundi Asset Management y AXA Investment Managers y referido a junio. Con una óptica de inversión global, un 61% de las gestoras españolas de pensiones participantes en el estudio cree que, durante los próximos 12 meses, las acciones tendrán mejores retornos que los bonos, una convicción que hace un trimestre ascendía al 78%.

Así, un 22% de las encuestadas prevé que los rendimientos de estos dos activos serán muy similares (frente al 11% anterior), mientras que otro 11% de las mismas augura que serán los bonos quienes tengan mejores retornos que las acciones hasta el verano de 2017 (en comparación con el 6% previo).

Por otra parte, ante políticas expansivas de los bancos centrales y su potencial impacto sobre la inflación, un 50% de las gestoras de pensiones nacionales no contempla aumentar su exposición a bonos ligados a la inflación, lo que pone de manifiesto el poco convencimiento que tienen sobre el éxito de las políticas monetarias expansivas llevadas a cabo en los últimos años en los principales países desarrollados.

Del 50% que sí se plantea aumentar su exposición a bonos ligados a la inflación, un 39% lo haría de forma directa, por un escaso 11% que lo haría a través de fondos de inversión específicos.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído