Éxito para invertir en Europa: Fusiones, dividendos y exposición a emergentes


La gestora Edmond de Rothschild Asset Management (EdRAM) ve "buenas señales en Europa gracias a las inyecciones de liquidez del BCE y a la buena salud que gozan las empresas. Aun así, la recuperación al igual que el crecimiento económico europeo, será moderado debido a los grandes ajustes que tienen que hacer muchos países europeos." Con este panorama, Anthony Penel y Olivier Huet, gestores del equipo de renta variable europea de la entidad, proponen tres grandes temas para invertir con éxito en acciones europeas: Fusiones y adquisiciones, rentabilidad por dividendo e inversión en valores con exposición al crecimiento de los mercados emergentes. Los gestores combinan estas tres estrategias juntos con las apuestas más sólidas del equipo en el Edmond de Rothschild Euro Convictions de reciente creación.

 

 

Fusiones y adquisiciones

 

"Las compañías europeas tienen grandes cantidades de liquidez y buscan oportunidades en el mercado con el fin de crecer mediante una adquisición. Las empresas están preparadas para empezar a comprar aunque ninguna quiere ser la primera en hacerlo. Las valoraciones son buenas tanto para los compradores como para los vendedores", comenta Huet.


 

El Edmond de Rothschild Europe Synergy busca la generación de alfa en un ciclo económico completo mediante fusiones y adquisiciones (un 83% de la cartera) y compañías en fase de restructuración (un 17%). Los gestores buscan activos de calidad y con visibilidad descartando los sectores de banca e industrial. El fondo tiene un 9% invertido tanto en servicios tecnológicos y de software como en químicos y un 4% en lujo. Los activos bajo gestión ascienden a 1.396 millones de euros concentrados en 32 valores, donde destacan Roche, Beiersdorf (donde apuestan a que será adquirida por Novartis) y Wolseley con un 5,6%, 5,1% y un 4,2% de la cartera. En los últimos tres años el fondo ha conseguido un 69,1% de rentabilidad.

 

 

Dividendos

 

Los gestores creen que habrá pocas maneras, en el medio plazo, de obtener rentabilidad en estos mercados y por eso apuestan por la rentabilidad por dividendo y por compañías que reparten estos de forma estable. "Preferimos un dividendo estable y modesto apoyado con buenos fundamentales que un dividendo errático", comentan los gestores.


El fondo Edmond de Rothschild Europe Value & Yield basa su estrategia en la búsqueda de compañías de calidad, que generen valor y que tengan una rentabilidad por dividendo alta, ayudando a controlar de manera efectiva la volatilidad del fondo. Sus mayores apuestas son las empresas relacionadas con energía y en particular las petroleras como BP, Total, Royal Dutch o Eni. Empresas con un alto flujo de caja que revierten en el accionista.

 

 

El fondo tiene 629 millones de euros bajo gestión en 36 valores. Desde su lanzamiento en 1999 lleva un 59,9% mientras que su índice de referencia el MSCI Europe ha caído un 15,5%.

 

 

Exposición a emergentes

 

 

Con los niveles de crecimiento económico más altos del mundo, los países emergentes representan una fuente de crecimiento futuro para las compañías europeas. "Buscamos empresas que tengan una exposición de al menos 30% a los mercados emergentes. Nuestras regiones preferidas, por este orden, son China y Asia, Latinoamérica y por último Europa del Este", explican los gestores. Compañías que gozan del beneplácito de los gestores son Siemens, Philips o LVMH. El fondo, Edmond de Rothschild Selective Europe, con 252 millones de euros ha conseguido a tres años un 78,9% con una volatilidad del 18,03%.

 

Noticias relacionadas

Lo más leído