“Existen pocas evidencias de que España vaya a reducir los costes salariales drásticamente”


¿Es España un riesgo para la estabilidad de la eurozona y para la economía mundial? Según Pioneer Investments, las preocupaciones sobre la posición en la que se encuentra el país tienen su causa: “El temor a que un empeoramiento de la situación de las entidades financieras españolas termine por dañar las cuentas del Gobierno y obligue a Europa a asumir el coste de un rescate total al país que podría ser prohibitivo, justo en un momento en el que la política fiscal se ha vuelto restrictiva”. En este sentido, el rescate irlandés en noviembre de 2010 fue un ejemplo muy elocuente de ello, si bien “en el caso de España la incertidumbre es mayor tanto por el mayor tamaño de su economía como por la carga extra que supone rescatar a las comunidades autónomas”.

En un informe elaborado por Monica Defend, directora de Asignación de Activos, y Cosimino Marasciulo, director de Renta Fija Europea de Pioneer Investments, se muestran convencidos de que la Comunidad Valenciana y Cataluña no serán las únicas autonomías que pedirán ayuda al Gobierno central. “El número puede ser cada vez mayor”. Sin embargo, lo peor podría ser la fuerte caída que, según sus estimaciones, podría registrar el PIB español. “La recesión en España podría ser aún más profunda como consecuencia de los recortes de gasto gubernamental y la caída del consumo de los hogares”.

De acuerdo con ambos expertos, uno de los puntos débiles del país está en la rigidez de su mercado de trabajo. “Mientras los salarios se han reducido drásticamente en Irlanda como resultado de la última recesión, existen escasas evidencias de que esto vaya a ocurrir en España. Y es que, si la moneda no se puede devaluar, reducir los salarios debe ser la forma más fácil de conseguir que el país vuelva a ser competitivo, tal y como el propio Banco de España señaló en su último boletín mensual”, señalan desde Pioneer Investments. A corto plazo, en la gestora consideran que los temores de ruptura del euro pueden volver a aparecer al calor de los rescates autonómicos y de la incapacidad del Ejecutivo heleno para poner en marcha las medidas de austeridad. “Los acreedores internacionales pueden acabar perdiendo la paciencia”.

Por lo pronto, tanto Defend como Marasciulo creen que si los costes de financiación de España no bajan hasta niveles sostenibles, esto podría provocar que la cuarta economía más grande de la eurozona requiriese de un rescate completo. Poniendo las cosas en perspectiva, sin embargo, en Pioneer Investments se muestran convencidos de que existen varios factores que apoyarían el interés de los inversores por los activos de riesgo. Uno sería el hecho de que el BCE haya dicho que hará todo lo necesario para salvar al euro. Otro, la capacidad de recuperación de la economía fuera de la UEM.

“Es poco probable que la economía de Estados Unidos caiga en recesión como consecuencia del ajuste fiscal y, además, estamos convencidos de que los esfuerzos de China en materia política para evitar un aterrizaje brusco de su economía tendrán éxito”. Por este motivo, en la entidad reconocen ser conscientes de la volatilidad que están sufriendo los mercados financieros este verano, “si bien una tormenta perfecta similar a la vivida el año pasado la vemos muy lejana”.

Lo más leído