Existen 35.000 fondos de inversión en Europa


Según publica hoy Cinco Días,existen 35.000 fondos de inversión domiciliados en Europa, prácticamente uno por cada 1.000 inversores activos. Según un informe elaborado por la división de investigación de Lipper, del grupo Thomson Reuters, el número de productos ha crecido un 70% durante la última década y ni siquiera la crisis ha sido capaz de detener el ritmo de lanzamientos.Cada año se crean 2.500 nuevos productos en Europa, de manera que el número de fondos domiciliados ya triplica al de compañías que cotizan en los mercados bursátiles europeos. El número de fondos inscritos en la primera economía del mundo, que todavía es EE UU, donde la cifra es de sólo 8.000.Tanto lanzamiento de fondos tiene, a juicio de la consultora, dos consecuencias negativas para los inversores: "En primer lugar, se incrementan las probabilidades de que se vendan fondos no en función de lo que es más apropiado para el inversor, sino de lo que está de moda (...). En segundo término, la proliferación de fondos es un incremento de las comisiones y de los gastos que se cargan a los inversores a medida que el tamaño de los fondos disminuye", concluye Lipper.De hecho, un 45% de los fondos tiene un patrimonio inferior a los 20 millones de euros. Un dato preocupante: "Hay diversidad de opiniones acerca de cuál es el umbral mínimo de activos para que un fondo sea rentable, pero no puede estar muy lejos de 25 millones", afirman desde Lipper.Un 22% de los fondos registrados en el continente tiene un volumen de más de 100 millones de euros, pero sólo un 5% supera los 500 millones. La comparación entre el reparto de fondos por tamaño, con un 78% por debajo de los 100 millones, y la dimensión media, que es de 142 millones, arroja una conclusión inmediata: hay una cantidad enorme de fondos muy pequeños.El consecuencia, la generación de economías de escala brilla por su ausencia en numerosos casos. Así, el ratio total de gastos (Total Expense Ratio) es del 2% o superior en todos los fondos con un tamaño inferior a los 10 millones de euros, mientras que apenas excede del 1,5% en todos los fondos con un volumen superior a los 100 millones. En los fondos estadounidenses el promedio del TER se sitúa de manera consistente por debajo del 1,5%. Los más perjudicados en Europa son los inversores con un horizonte de largo plazo.