Evolución patrimonial récord de las gestoras internacionales en España


La expansión del segmento de las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) extranjeras comercializadas en España iniciada en 2012 ha dado un salto cualitativo. Según los datos publicados por la CNMV en su último Boletín Trimestral, el volumen de las gestoras internacionales se situaba a cierre de junio en torno a los 68.000 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 24,2% con respecto a los niveles que atesoraban a finales de 2013. Hay que destacar que los datos de CNMV no incluyen el volumen en ETF ni mandatos institucionales, por lo que la cifra total sería incluso superior.

Esta cifra representa casi el 25% del patrimonio total de los fondos y sicav comercializados en España, un porcentaje muy superior al 8% del ejercicio 2008, al inicio de la crisis. Es decir, en estos seis años de crisis los productos internacionales han triplicado su peso en el mercado español. Tanto en lo que respecta al volumen patrimonial como a la cuota de mercado que albergan, los datos de los productos internacionales distribuidos en España alcanzan cifras récord (ver gráfico). En otros países europeos, la ruptura de la barrera del 20% por parte de los fondos y sicav internacionales que se distribuyen en diferentes redes supuso una aceleración del crecimiento de estos productos, con cifras que en algunos países se acercan al 40% del patrimonio total en fondos y sicav. 

De acuerdo con el supervisor, el incremento del patrimonio de las IIC extranjeras en España estuvo originado por el aumento del patrimonio tanto en los vehículos que tienen el formato de fondo como en los que tienen forma de sociedades de inversión (sicav). El patrimonio de los fondos experimentó un incremento del 12,7%, hasta los 9.609 millones de euros, y el de las sicav fue de un 26,3%, hasta los 58.371 millones.

También se observa un aumento en el número de inversores en estos productos, un 18,4%, hasta un total de 1.263.699, y el número de instituciones registradas en España (con 22 más, con ocho nuevos fondos y 14 sociedades registradas).

¿Y de cara al futuro? Las previsiones para la industria en su conjunto son positivas, aunque el sector también tendrá que afrontar algunos desafíos. Según la CNMV, las perspectivas para la industria de la inversión colectiva son globalmente positivas, aunque existen elementos que pueden impedir una expansión mayor del sector a medio plazo. “Por una parte, se ha producido una mejoría evidente de la confianza de los inversores desde el año pasado, que se ha traducido en una recomposición de su cartera de activos en favor de los fondos de inversión y de activos de mayor riesgo, en detrimento de otras categorías de productos más conservadores como los depósitos bancarios”, explican.

El supervisor considera que esta tendencia continuará previsiblemente durante los próximos meses, ya que la oferta de la industria de la inversión colectiva encaja tanto con los perfiles de los inversores más conservadores, a través de las categorías de renta fija (los depósitos siguen ofreciendo rentabilidades poco atractivas), como con los perfiles de los inversores que desean asumir un riesgo mayor, mediante las categorías de renta variable, gestión pasiva o fondos de inversión libre. “Sin embargo, el volumen de inversión que puede captar la industria continuará limitado por la escasa capacidad de ahorro del sector privado. La evolución de este ahorro depende en último caso de la posibilidad de recuperación de su renta disponible, es decir, de la intensidad de la recuperación de la economía y el empleo”, afirman.

Noticias relacionadas

Lo más leído