Tags: Latam |

Evitando el portafolio ‘promedio’


En términos fáciles, un promedio de 50 puede representar el punto medio entre 40 y 60, pero también es el punto medio entre 0 y 100, lo cual son dos cantidades y situaciones diferentes. Si esos 50 son millones, existe una diferencia muy grande entre estimar ganancias de 40 a 60 millones, a hacerlo entre 0 y 100 millones.

En el mundo de las inversiones, los promedios también son peligrosos. Especialmente cuando los inversionistas empiezan a mirar el retorno promedio, lo cual puede dar una perspectiva equivocada de la verdadera rentabilidad del portafolio. Si tiene dos inversiones, una de ellas muy buena y la otra un poco mala, quizá el resultado promedio sea bueno, pero no es óptimo: usted podría tener una mejor rentabilidad si eliminara la inversión mala o, al menos, si tuviera una inversión menos mala que le subiera el retorno promedio.

Incluso algunos administradores de portafolio profesionales, también escogen el promedio como prueba de rentabilidad del portafolio, reduciendo el alcance potencial que el mismo podría tener. En momentos de volatilidad, esta estrategia no debería ser la adecuada: por incurrir en menores perdidas, los administradores de portafolio optan por invertir en los denominados sectores defensivos (por ejemplo consumo básico) como un agregado, sin tomar en consideración cuales empresas van bien o no. Asumen que el sector defensivo, por simple y pura definición, va a retornar mejor que los sectores cíclicos, lo cual en el PROMEDIO puede ser cierto, pero con la peligrosa consideración de que en momentos como el actual, la diferencia entre las empresas que mejor lo hacen y las que peor se desempeñan, es muy grande, es decir, estamos en el momento entre 0 y 100, no entre 40 y 60.

Al mismo tiempo, se deshacen de sus posiciones en inversiones de sectores cíclicos, pero olvidando que no todas las empresas de estos sectores se comportan negativamente: alguien puede creer el día de hoy que una empresa como Louis Vuitton es cíclica? La evidencia reciente muestra que los aumentos en ventas y ganancias de este tipo de empresas las vuelven defensivas en cierto sentido, no cíclicas. No se están afectando con el momento económico, por el contrario, se vuelven mas sólidas.

De esta forma, los administradores de portafolio que escogen los sectores agregados en momentos de volatilidad y desaceleración, no son los que mejor hacen su trabajo. En momentos como el actual todos los inversionistas quisieran tener las mejores empresas del sector defensivo mas las mejores empresas del sector cíclico. Esto solo se logra mediante la inversión en activos que pueden escoger las empresas directamente, para aprovechar estas oportunidades. Por lo tanto, la próxima vez que su administrador de portafolio le diga que en la desaceleración de los mercados está invirtiendo en sectores defensivos, pregúntele a que empresas esta expuesto y cual es el fundamental para escogerlas. Si el argumento es que el sector defensivo es mejor en promedio que el cíclico, simplemente dígale que haga un calculo diferente y mire el retorno de empresa por empresa, para ver si esta generando o no el suficiente valor agregado en su portafolio de inversión.

Obviamente, no siempre es posible atinar con precisión a todas las empresas. Pero en general, lo que espera un inversionista es que su administrador de portafolio tenga un 80% o 90% de activos rentables, frente a un 10% o 20% de activos poco rentables. Si la proporción es 50%-50% o cerca de esto, algo debe estar errado con la estrategia que está siguiendo.

 

 

Lo más leído