Eusebio Díaz-Morera: “La mayoría de compañías en cartera no son exportadoras, sino multinacionales”


El mayor grado de proteccionismo que las nuevas corrientes políticas en Europa y, sobre todo, Estados Unidos con Donald Trump como presidente podrían traer al comercio internacional no preocupa demasiado a boutiques que se autodefinen como analistas y selectores de compañías, como es el caso de EDM, que ayer celebró en Madrid su XI Seminario a punto de alcanzar los 3.000 millones de euros en activos bajo gestión.

Su presidente, Eusebio Díaz-Morera, tiene claro dónde reside la fortaleza de las compañías en las que invierten los fondos de la boutique ante este incierto panorama. “La mayoría de las compañías que tenemos no son exportadoras, sino multinacionales. Son compañías europeas y estadounidenses al mismo tiempo gracias a sus filiales, y eso nos salva del proteccionismo que pueda llegar”, justifica.

Las principales apuestas de la firma toman forma en los fondos EDM Inversión y EDM Strategy, de renta variable española y europea, respectivamente. EDM Asset Management, que se identifica con un estilo de inversión GARP (growth at a reasonable price o crecimiento a un precio razonable, en español) a caballo entre el growth y el value, prioriza cuatro criterios básicos a la hora de apostar por una compañía o desecharla: unos buenos fundamentales, recorrido potencial, un equipo directivo de calidad y potencial de crecimiento en beneficios esperados, esto es, una combinación de crecimiento estable y baja ciclicidad. “No invertimos en acciones, sino en empresas, en ideas y proyectos”, defiende Antoni Estabanell, consejero delegado de la entidad.

Entre las compañías que generan valor a juicio de EDM y que están presentes en sus fondos, se sitúan nombres como los de CIE Automotive (por su buena gestión), Essilor (aportación a las clases medias emergentes), Roche (contribución al bienestar y la salud), Inditex (modelo de negocio), Hermès (fortaleza de la marca) o Grifols (liderazgo).

Otro de los buques insignia de EDM AM es el EDM Ahorro, de renta fija europea. Tiene una gestión flexible y busca el equilibrio entre deuda soberana, crédito investment grade y crédito high yield. En la actualidad, este balance se reparte al 7%, al 46% y al 33%, respectivamente. La firma ha solicitado la inclusión de este fondo en su sicav luxemburguesa. “Es un concepto interesante y, además, nos lo demandan. Las bancas privadas necesitan fondos de renta fija para sus clientes, con buenas perspectivas y con flexibilidad”, afirman sus responsables. En el universo de renta fija en el que pescan los gestores de EDM AM, hoy por hoy el valor se encuentra en el cupón del high yield y en plazos cortos de duración para mitigar posibles subidas de tipos oficiales, considera su consejero delegado.

El potencial de Latam a largo plazo

La última gran apuesta de EDM AM fue el lanzamiento a mediados de 2014 del EDM Latin American Equity, un fondo especializado en renta variable latinoamericana con predominio de inversiones en Brasil y México. Aunque el proteccionismo de Trump apunta hacia la región, “ahora que la globalización está en entredicho, lo cierto es que si de ella ha salido un gran ganador han sido los países emergentes y sus mercados”, Latinoamérica entre ellos.

Según el presidente de la boutique, “Latam es una región para estar a largo plazo y soportar la volatilidad. Se ha consolidado la democracia en muchos países y se ha ganado en gobierno corporativo y en calidad de los modelos de negocio de sus empresas”. Respecto a éstas, aclara, “muchas compañías no dependen del estigma del país, como el petróleo o la minería, y se trata de compañías globales con buenas dinámicas, que pueden ofrecer lo mismo que buscamos en España y Europa”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído