Europa da un nuevo paso hacia la reforma de los fondos del mercado monetario


El Consejo Europeo ha acordado una posición de negociación en relación con un proyecto de Reglamento sobre fondos del mercado monetario (FMM) cuya finalidad es hacer más sólidos estos productos. El acuerdo alcanzado permite que se inicien las conversaciones con el Parlamento Europeo para la aprobación del Reglamento.

El proyecto de Reglamento tiene por objeto velar por el buen funcionamiento del mercado de financiación a corto plazo, manteniendo el papel esencial que desempeñan los fondos del mercado monetario en la financiación de la economía.

Con alrededor de un billón de euros en activos gestionados, los FMM se usan principalmente para invertir excedentes de efectivo en plazos cortos. Representan una herramienta importante para los inversores, ya que ofrecen la posibilidad de diversificar sus excedentes de efectivo disponibles, manteniendo al mismo tiempo un nivel elevado de liquidez.

No obstante, la crisis financiera de 2007 y 2008 mostró que los FMM pueden ser vulnerables a las turbulencias y pueden incluso extender o amplificar los riesgos a todo el sistema financiero. Los inversores tienen tendencia a rescatar sus inversiones tan pronto como perciben un riesgo, lo que puede obligar a los fondos a vender activos rápidamente a fin de cubrir las solicitudes de amortización. Esto puede propiciar una fuga de inversores y una crisis de liquidez para un FMM, lo que puede generar efectos adversos en otras partes del sistema financiero.

Normas comunes

El proyecto de Reglamento establece normas para los FMM, en particular en cuanto a la composición de sus carteras y la evaluación de sus activos, para velar por la estabilidad de su estructura y garantizar que invierten en activos bien diversificados de buena calidad crediticia.

También instaura normas comunes para aumentar la liquidez de los FMM, con objeto de que puedan hacer frente a solicitudes de amortización repentinas cuando las condiciones de mercado están sometidas a presiones. Además, el texto incorpora normas comunes destinadas a que el gestor del fondo entienda correctamente a sus inversores y proporcione a inversores y supervisores información adecuada y transparente.

A fin de mitigar el riesgo de contagio, un FMM no estará autorizado a recibir ayuda externa de un tercero, incluido su patrocinador, ya que la naturaleza discrecional de la ayuda externa contribuiría a la incertidumbre en tiempos de inestabilidad.

Fondos de valor liquidativo de baja volatilidad

Un nuevo elemento importante del proyecto de Reglamento es la introducción de una categoría permanente de FMM de “valor liquidativo de baja volatilidad”. Estos FMM de valor liquidativo de baja volatilidad sustituirán gradualmente a la mayoría de los FMM de valor liquidativo variable existentes, a los que se exigirá que se conviertan en FMM de valor liquidativo de baja volatilidad en los veinticuatro meses siguientes a la entrada en vigor del Reglamento. Los FMM de valor liquidativo de baja volatilidad estarán autorizados –en una medida limitada y bajo condiciones estrictas– a ofrecer un valor liquidativo constante.

Solo dos tipos de FMM de valor liquidativo de baja volatilidad estarían autorizados a seguir operando con arreglo al proyecto de Reglamento: aquellos que invierten el 99,5 % de sus activos en instrumentos de deuda pública, y aquellos con una base de inversores específica situada exclusivamente fuera de la UE.

Ambas categorías de FMM de valor liquidativo de baja volatilidad estarían sujetas a requisitos de liquidez reforzados, así como a salvaguardias como comisiones de liquidez y bloqueos de reembolso. Dichas salvaguardias estarían concebidas para prevenir o limitar los efectos de las fugas repentinas de inversores.

Puede consultar el texto íntegro del proyecto de Reglamento aquí (en inglés).

Noticias relacionadas

Lo más leído