Eurobonos sociales: el despertar de un nuevo mercado


Llega un nuevo gigante al mercado de renta fija europeo. Europa se estrenó ayer en los mercados con la primera emisión de su programa de recuperación SURE. Los 17.000 millones de euros en bonos sociales, con vencimientos a 10 y 20 años, fueron recibidos con apetito por parte de los inversores. La Unión Europea recibió peticiones de compra por más de 233.000 millones de euros en total, un record para una emisión europea. "El proceso ha sido razonablemente rápido, la fuerte demanda significó poca concesión en el proceso, y los activos relacionados como otros emisores Supranacionales también se desempeñaron bien al entrar en la sindicación", cuenta Konstantin Veit, gestor senior de PIMCO

El apetito por papel de calidad y bajo riesgo se ha dejado notar. Al fin y al cabo, Moody's les ha otorgado un rating AAA, serán elegibles para el QE del Banco central Europeo, y vienen con una garantía adicional de primera pérdida (first loss guarantee kicker) del 25%. “Tenía un precio para ser bien recibido por el mercado y así lo fue”, afirma Peter Allen Goves, analista de renta fija de MFS Investment Management. En su opinión, las valoraciones relativas eran atractivas, especialmente para los OAT cuando consideramos el diferencial de calificación. “Con carteras de pedidos de alrededor de 150.000 millones de euros para los tramos según Bloomberg, esto representa una demanda excepcional. Tenga en cuenta que dicha demanda representaría 1,5 veces de todo el programa SURE en sí”, añade.

Y este es solo el aperitivo. "Los atractivos precios se explican porque la UE quería asegurarse de que la emisión iría bien, pero también porque planea lanzar muchos más bonos en el futuro", constanta Jon Day, gestor de carteras de bonos globales de Newton IM (parte de BNY Mellon Investment Management). No estamos ante el nacimiento de los eurobonos, pero sí ante su despertar como mercado propio. Como nos refrescan desde BofA, la Comisión Europea ya había emitido bonos para tres programas de ayudas anteriores para países europeos y no europeos. El más reconocido es el plan EFSM de 2010, que se creó para ayudar a Portugal e Irlanda con la crisis financiera. Ahora la Comisión vuelve a los mercados para financiar los 100.000 millones en ayudas al desempleo bajo el programa Support programme to mitigate Unemployment Risks in an Emergency (SURE).

Screen_Shot_2020-10-20_at_14

Y no será la única ni última llamada a los mercados. Según las cifras que se manejan preliminarmente para el Plan de Recuperación de Europa, se emitirán 750.000 millones para el fondo Next Generation, que también lo financiará Europa. Como coincide en recordar Veit, hemos visto un fuerte comienzo para la misión multianual de la UE de convertirse en el quinto mayor bono de la zona euro durante la próxima década.

Screen_Shot_2020-10-20_at_14

Para Allen, esto mejora el panorama de la renta fija europea y anticipa que la UE genere liquidez a lo largo de su curva. “El primer trato ha proporcionado confianza en grandes dosis”, asegura. La importancia radica en la prueba segura de que la demanda de sus bonos está ahí y en tamaños relevantes. Y lo necesitará para la ola de oferta adicional de la UE en 2021. Para los inversores, estamos a las puertas de una nueva oportunidad. "Los bonos de la UE representan una oportunidad off benchmark interesante y de alta calidad para las carteras de deuda soberana, que ahora mismo no cuentan con muchas oportunidades para generar rendimientos", ve Day. "Estas emisiones son la piedra angular de las medidas adoptadas para estimular la recuperación de la economía europea, por lo que no pueden fallar".

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído