Euforia en los mercados tras la debacle provocada por el BCE


El Ibex 35 y la prima de riesgo española se han convertido en una montaña rusa gigante en los últimos días. Las declaraciones sobre el futuro del euro y de la economía española se suceden y lo que un día parece un fracaso imposible de asumir, al día siguiente se torna como la gran opción de futuro. El rebote de hoy fue tan contundente que compensó las caídas de ayer. La bolsa avanzó un 6%, con potentes subidas de los bancos y del resto de blue chips, y la prima de riesgo se moderó 50 puntos y cerró en 549 puntos.

La razón de la fiesta fue, por un lado, el anuncio de Mariano Rajoy de que se llevarán a cabo ajustes en España (la mayoría de ellos anunciados aunque por separado) por importe de 102.000 millones hasta 2014 y su afirmación de que "aún" no ha tomado una decisión sobre la petición del rescate. Pero, sobre todo, el acicate de la sesión fueron los rumores que circularon por Europa de que el fondo de rescate realizará alguna operación para mejorar la liquidez de los bancos

Ante esta última esperanza, los dos gigantes españoles avanzaron en torno a un 8%, aunque superiores fueron las subidas de otros grandes del área euro, como Deutsche Bank (10,3%), Intesa San Paolo (12,6%) o Société Générale (10,3%).

De hecho, la fuerte subida de la bolsa española, que cerró en 6.755 puntos, no se vivió hoy en solitario, sino que estuvo acompañada por el resto de grandes plazas europeas. MIlán ascendió un 6,3%; Fráncfort, un 3,9%; París, un 4,4%, y el EuroStoxx, un 4,83%.

La prima de riesgo, por su parte, recorrió de vuelta el mismo camino de ayer y cerró en 549 puntos básicos, después de que la rentabilidad del bono español a diez años descendiera hasta el 6,91% (había abierto por encima del 7,2%) y el alemán escalara hasta el 1,43% (casi dos décimas más que el jueves). No obstante, durante los primeros compases del día, superó de nuevo los 620 puntos. 

Noticias relacionadas

Lo más leído