Ética y Eres


 

Leo con indignación, que no con sorpresa, la triste historia de los ERE's que se investiga en Andalucía. Operación Heracles es el nombre que se le ha dado, y no se yo si al héroe Hércules, reconocido por su fuerza, orgullo y coraje, le haría mucha gracia que se le asocie a esta historia de saqueo, indignidad y mentira.

Un ERE es un instrumento que permite, a través de prejubilaciones, que personas que no van a seguir trabajando tengan la oportunidad de mantener un nivel de vida mínimamente digno. Una pensión, y el sistema de pensiones en general, debe priorizar la erradicación de la pobreza en la vejez. Creo que el mayor exponente de la ética social en nuestro mundo sería lograr que no exista la pobreza, que la exclusión de la gente de la sociedad sea aniquilada. Cuando hay algunos atisbos de luz, desde, localmente, las iniciativas para paliar la indignidad de que supone que las personas no tengan un hogar para vivir, hasta, globalmente, la propia elección del Cardenal Bergoglio como nuevo Papa y su manifiesta preocupación por los pobres, desayunar con la indecencia que supone el aprovechamiento propio de recursos para ayudar a los mayores, no solo no es edificante, sino que produce una rabia comprensible.

Por supuesto, todo es presunto, pero que presuntamente una empresa que se califica como consultora haya tenido un papel relevante en esta trama, inevitablemente, me llena de tristeza. 

Noticias relacionadas

Lo más leído