Tags: ETF |

ETF para entrar en high yield con una tasa de impagos en mínimos


La deuda high yield – renta fija con grado especulativo- fue uno de los activos más demandados por los inversores el año pasado y el consenso general del mercado es que esta tendencia continuará en 2014, según publica Expansión. Son varios los elementos que siguen apoyando la demanda; en primer lugar, que la tasa de impagos (default, en inglés) global se encuentra en niveles muy bajos, del 2,7% en 2013 frente al 13% de 2009, según datos de Bloomberg, Moodys y Meriten IM, una de las filiales de BNY Mellon

En segundo lugar, la mejora de las condiciones para financiarse en el mercado ha contribuido a incrementar el número de emisiones, dotando de mayor liquidez a este mercado, cuyo patrimonio asciende a 72.000 millones de euros. Este incremento de la oferta, reforzado por la mejora de los fundamentales, ha sido respondido por un incremento de la demanda, procedente de inversores ávidos de rentabilidad y dispuestos a asumir mayores riesgos gracias a la mejora generalizada del tono del mercado por las noticias de recuperación económica.

La última razón, probablemente la más importante, es que el high yield es menos sensible a una eventual subida de los tipos de interés, por presentar vencimientos de menor duración que otros activos de renta fija.

Las opciones del inversor

Por tamaño, los principales mercados de high yield son el estadounidense y, a mayor distancia, el europeo. Por tanto, las opciones de las que dispone el inversor que quiera articular una estrategia de high yield vía ETF se centran en estos dos universos de inversión. Las propuestas de iShares para el mercado estadounidense son el iShares $ High Yield Corporate Bond UCITS ETF y el iShares $ Short Duration High Yield Corporate Bond Ucits ETF. El primero ofrece una duración de media de 4,23 años con un cupón del 6,48%, mientras que en el segundo caso la duración es de 2,26 años con un cupón del 6,9%. En la parte europea, la opción es el iShares Euro High Yield Corporate Bond UCITS. La tercera vía que ofrece la gestora es un ETF de high yield global, el iShares Global High Yield Corp Bond UCITS ETF

Es similar la estrategia de DeAWM: ofrece el  db x-trackers iTraxx Crossover UCITS ETF para high yield europeo y el db x-trackers Markit CDX North America investment Grade UCITS ETF para el norteamericano. 

Lyxor AM sólo tiene un fondo cotizado de high yield registrado en España, el Lyxor UCITS ETF Iboxx EUR Liquid High Yield 30 Ex Financial, que replica una cesta de 30 bonos incluidos en el índice Markit iBoxx EUR High Yield Core Cum Crossover. Un formato similar al  Amundi ETF Euro High Yield Liquid Bond iBoxx UCITS ETF, producto de Amundi también replica el comportamiento de 30 bonos no financieros denominados en euros. 

Unos precios más ajustados

La contrapartida de esta clase de inversión es que la ecuación rentabilidad/riesgo ya no es tan atractiva como en años anteriores. Así, frente al 10,4% que rindió el high yield europeo en 2013 y el 7,4% del estadounidense en el mismo periodo (según datos de UBS Global AM), la previsión para 2014 es que esta clase de activo ofrezca una rentabilidad media de entre el 5% y el 6%, “que está cerca de los niveles actuales de rendimientos del cupón” según Tim Dowling, responsable de high yield global para ING IM. El experto, que se muestra “cautamente optimista” con este tipo de deuda, prefiere generar valor jugando a los diferenciales antes que vía rendimientos, con la expectativa de que los diferenciales se estrecharán a medida que los inversores continúen comprando estrategias sensibles al crédito frente a las sensibles a los tipos de interés. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído