ETF para aprovechar las oportunidades del mercado de renta variable europeo (II)


TRIBUNA de Laure Peyranne Rovet, directora de Relaciones con Clientes de ETF e Indexados de Amundi para Iberia y Latinoamérica. Comentario patrocinado por Amundi.

El interés de los inversores en la renta variable europea ha crecido rápidamente en los últimos meses, junto con la recuperación de la economía europea, valoraciones atractivas y una relajación de los riesgos políticos. Los ETF pueden ser una manera excelente de obtener una exposición eficiente en términos de costes al rendimiento potencial de las acciones europeas; y la amplia oferta de ETF permite a los inversores adoptar la exposición apropiada que necesiten.

Tomar una amplia exposición al mercado europeo

La manera más obvia de obtener exposición al mercado de renta variable europeo es comprar un ETF que replique uno de los principales índices de renta variable europea. Es una manera directa de obtener exposición a más de 400 acciones en una simple transacción a bajo coste.

Existen sin embargo numerosas opciones disponibles para los inversores cuando se trata de invertir en renta variable europea, como también existen diferencias entre los índices que replican. Por ejemplo, existen ETF que cubren toda Europa (incluidos los países emergentes del este) y otros que sólo cubren Europa occidental. También un ETF de Europa Continental o de la eurozona puede atraer a inversores buscando evitar invertir en el Reino Unido debido al Brexit.

Existe también una variación significativa entre el número de acciones – y su capitalización bursátil – en cada índice. Por ejemplo, el Euro Stoxx 50 suministra exposición a las 50 de las mayores compañías de la eurozona, mientras que el MSCI Europe consiste en unas 450 empresas de mediana y gran capitalización de la Europa desarrollada.

Comparación de los principales índices regionales de renta variable

Captura_de_pantalla_2017-07-11_a_la_s__16

 

Fuente: MSCI y Stoxx a 30/06/2017

Para más información véase las webs de los proveedores www.msci.com y www.stoxx.com

Explotando oportunidades geográficas

Más que tomar una exposición amplia al mercado, muchos inversores desean ajustar su asignación. Una manera de hacerlo es ajustando su exposición geográfica, lo cual es fácil de conseguir utilizando los ETF con un enfoque modular.

Por ejemplo, un inversor puede pensar que Francia tiene particularmente un alto potencial después de las elecciones presidenciales. Si quieren adoptar una sobrexposición a Francia, pueden comprar un ETF que replique renta variable francesa, además de un ETF de acciones europeas en sentido amplio. O incluso, podría comprar un ETF de renta variable francesa en solitario, si quiere concentrar su exposición en este mercado. De la misma manera, si un inversor cree que los países periféricos europeos tiene posibilidad de obtener grandes rentabilidades, puede comprar ETF que repliquen la renta variable española e italiana. O si quieren adoptar una posición menos arriesgada, pueden comprar ETF de renta variable alemana, que replica acciones de un país más estable.

Mediante los ETF también se pueden esquivar ciertos países. Muchos inversores desean excluir un país de sus inversiones, ya sea porque ya estén expuestos a este mercado como parte de su exposición doméstica, o porque piensen que es una inversión con poco potencial. Hay muchos ETF disponibles que excluyen ciertos países, haciendo esta elección muy accesible al inversor.

Por ejemplo, un gestor de carteras suizo que ya tenga una importante exposición a renta variable de su país, y busque adoptar una exposición a la renta variable europea, puede hacerlo  través de un ETF que replique el índice MSCI Europe. Pero Suiza tiene un peso en este índice del 14%3, por lo que la adquisición de este ETF supondría una exposición extra en su cartera. Una alternativa podría ser un ETF expuesto a un índice europeo sin Suiza, como por ejemplo el MSCI Europe ex-Switzerland. Este otorgaría al inversor todos los beneficios de la diversificación que supone invertir en renta variable europea sin causarle un aumento en su exposición doméstica de renta variable.

Utilizar un enfoque por sectores

Otra opción para los inversores es concretar su posición por sectores con el objetivo de explotar las oportunidades que dan los ciclos económicos. Por ejemplo, la economía europea se encuentra en un periodo de recuperación y en épocas de recuperación anteriores, sectores como el industrial y bienes de consumo han tendido a un mejor rendimiento. En una etapa posterior del ciclo, los sectores más defensivos han obtenido mejores resultados históricamente. Hay una gran cantidad de ETF disponibles que aportan una exposición diferenciada a varios sectores dentro de la renta variable europea, ofreciendo a los inversores la posibilidad de explotar el sector tan pronto como la oportunidad aparezca.

Representación de los sectores con mejor comportamiento a través de diferentes fases de un ciclo típico de mercado

Captura_de_pantalla_2017-07-11_a_la_s__16

Fuente: Amundi Research

Rentabilidad pasada no puede ser considerada como indicador fiable de resultados futuros

ETF smart beta

Los análisis financieros han mostrado que las rentabilidades de la renta variable están en parte determinadas por unas características riesgo-rentabilidad o factores – como tamaño, momentum, dividendo, valor o calidad -. Incluso bastantes artículos académicos han demostrado que la inversión por factores o smart beta tienen la capacidad de superar a los índices a largo plazo. Una característica adicional, es que pueden ayudar a los inversores a alcanzar ciertas metas, como reducir la volatilidad o maximizar el rendimiento potencial. Todo esto ha conducido a muchos inversores a tomar un enfoque basado en factores para sus asignaciones en los últimos años.

Así como algunos sectores tienden a hacerlo mejor en función de la etapa del ciclo económico, hay evidencias de que ciertos factores también lo hacen. Los factores valor y tamaño (pequeña y media capitalización) han tendido a mejores rendimientos en momentos de recuperación. Los ETF de un solo factor son herramientas eficientes para sacar rendimiento en situaciones como esta, y hay una amplia variedad de ETF en renta variable europea replicando compañías que cumplen estas características.

Para los inversores que deseen adoptar una estrategia de inversión más centrada en factores, hay ETF de renta variable europea que proveen de una exposición multi-factor, todos con el potencial de batir al índice a largo plazo. Una característica adicional es la extra diversificación que estos ETF aportan, debido a que los periodos de bajas rentabilidades de un factor, puede ser compensado con altas rentabilidades de otro. Los ETF multi-factor pueden aportar una rentabilidad asimétrica reduciendo su participación en caídas de mercado y maximizándola en periodos de bonanza.

Conclusión

La renta variable europea está ganando un interés considerable entre los inversores en la actualidad, y debido a la amplia oferta de oportunidades disponibles en los mercados europeos hay muchas maneras de sacar provecho de sus gamas para obtener rentabilidades potenciales atractivas.

Los ETF son una manera de aprovechar este potencial. Gracias a la variedad de oferta, hay un ETF de renta variable europea para cada uno: tanto para suministrar una exposición amplia al mercado europeo, como para facilitar una exposición en función del país, sector o factor. Esto significa que se pueden explotar oportunidades basadas en factores geográficos o sectoriales y ajustar sus asignaciones desde el ángulo que piensen que pueda tener más potencial en un momento dado.

Además, los ETF están disponibles a precios muy ajustados y se puede operar con ellos en minutos, permitiendo a los inversores ajustar sus posiciones fácilmente si creen que las condiciones van a cambiar. Esta flexibilidad y la eficiencia en costes han convertido a los ETF en una elección de creciente popularidad.

ETF de renta variable europea en Amundi

Amundi, el líder europeo en gestión de activos4, ofrece una amplia gama de ETF que permiten a los inversores gestionar su exposición a la recuperación de la economía europea. Esta gama incluye ETF regionales, por países, sectores y smart beta. En la gama smart beta, existe un innovador ETF multi-factor desarrollado en colaboración con Edhec Risk Scientific Beta. Los precios competitivos de su amplia gama, permiten a los inversores mejorar la diversificación de sus carteras a un coste eficiente.

  1. Fuente: Bloomberg/Amundi ETF, Indexing & Smart Beta, junio 2017. Flujos netos calculados con datos del Mercado europeo primario. Base de datos interna de Amundi ETF de 2050 ETFs europeos
  2. Fuente: MSCIa 30/06/2017
  3. Gestor nº 1 europeo basados en activos bajo gestión globales y sede principal en Europa continental. Fuente IPE “Top 400 asset managers” publicado en Junio 2017 con datos a diciembre 2016

Información para inversores profesionales, no dirigida a inversores minoristas ni a ciudadanos o residentes en los Estados Unidos de América ni a  “U.S. Person” (según regulación SEC bajo el U.S. Securities Act de 1993l Definición de “U.S. Person” detallada en el apartado legal de nuestra página web www.amundi.com).

Información promocional sin vinculación contractual que no debe considerarse consejo o recomendación de inversión, solicitud de inversión, una oferta o una compra. Rentabilidad pasada no es indicador fiable de  rentabilidad futura. Se puede incurrir en costes de transacción y comisiones al operar con ETFs.

No se garantiza la exactitud, exhaustividad o relevancia de la información, la previsión y el análisis aportados. Están basados en recursos considerados fiables y pueden cambiar sin previo aviso. Es inevitablemente parcial, basados en datos de mercado de un momento particular y sujeto a cambio. Los Amundi ETFs no están ni patrocinados, ni aprobados, ni vendidos por los proveedores de índices. Los proveedores de índices no hacen ninguna declaración sobre la conveniencia de las inversiones. Una descripción completa de los índices está disponible por parte de los proveedores.

Documentación legal, criterios, subscripciones y condiciones disponibles en www.amundi.com. Amundi Asset Management, con capital social de EUR 746 262 615 y Sede social: 90, Boulevard Pasteur 75015 Paris Cedex 15 – Francia. 437 574 452 RCS Paris. Autorizada por la AMF con nº GP4000036. Amundi Iberia SGIIC, SAU, registrada en CNMV con el nº 31 y sede social en Paseo de la Castellana nº 1, 28046 Madrid.

Profesionales
Empresas

Lo más leído