Estrategias de reparto: cómo han movido la cartera los gestores del BGF European Equity Income


¿Afectará el incremento de los tipos a las estrategias de reparto? En un entorno en el que se espera que los tipos de interés empiecen a aumentar y que las rentabilidades de los bonos se vayan incrementando poco a poco durante los próximos años ante el contexto de mejora de los indicadores macroeconómicos y de retirada gradual del programa de relajación cuantitativa en Estados Unidos, Alice Gaskell y Andreas Zoellinger (en la imagen), cogestores del BlackRock Global Funds European Equity Income Fund, consideran que las perspectivas de aumento de los tipos de interés en los mercados actuales no afectarán al atractivo de las estrategias de reparto de dividendo.

“Teniendo en cuenta la mejora del panorama macroeconómico y el menor riesgo político en la eurozona, creemos que, por lo general, la renta variable europea es atractiva”. Dicho esto, los expertos se muestran convencidos de que los cambios en las políticas monetarias de los bancos centrales —por muy graduales que sean— se traducirán en cambios de enfoque en los inversores en renta variable.

“En Europa, esperamos que se produzca una aceleración del crecimiento del PIB ahora que comenzamos a salir de un periodo de extrema austeridad presupuestaria. A medida que mejore la economía, los dividendos de muchas de las empresas que ofrecen un alto rendimiento mejorarán su visibilidad. Los balances de las empresas son sólidos y la rentabilidad media por dividendo está en línea con su media a largo plazo. Esperamos que, a medida que los beneficios empresariales se recuperen desde niveles bajos, las empresas europeas aumenten sus dividendos. Mientras tanto, las valoraciones de las empresas que ofrecen dividendos elevados siguen siendo atractivas”.

Los gestores de BlackRock explican que, desde 1973, los mercados europeos de renta variable han experimentado un crecimiento anual nominal de los dividendos del 7,6% (3,9% en términos reales). Actualmente, las perspectivas de crecimiento de los dividendos de cara a 2014 son del 8,2%, principalmente gracias a los sectores cíclicos, como  el sector financiero diversificado (un crecimiento del 41%), las tecnologías de la información (25%), la banca (15%) y el consumo discrecional (10%). “Aunque la rentabilidad por dividendo del mercado de renta variable europeo ha descendido durante los últimos doce meses situándose en un 3,3%, este mercado mantiene su atractivo tanto en términos absolutos como en comparación con otras clases de activos”. Dentro de la renta variable europea, los sectores de los suministros públicos, las telecomunicaciones, así como el sector inmobiliario y el energético ofrecen actualmente las rentabilidades por dividendo más altas.

Cambios en la cartera

Partiendo de la base de que el aumento de las rentabilidades de los bonos indica un cambio en la gama de oportunidades disponibles, Gaskell y Zoellinger aseguran haber optado por reducir su exposición a las acciones de empresas con un elevado dinamismo, así como aquellas con una exposición notable a los mercados emergentes, ya que estas últimas han resultado ser las principales beneficiarias de la oferta de dinero barato procedente de los países desarrollados.

“También hemos desplazado nuestra atención hacia sectores expuestos a un crecimiento estructural de los dividendos —como el de la salud y los medios de comunicación—, aquellos que se benefician de la caída de las primas de riesgo en Europa —como los sectores de los seguros y las infraestructuras—, así como las entidades financieras con dividendos garantizados. Asimismo, buscamos empresas con excedente de efectivo en sus balances, algo que les permite abonar dividendos extraordinarios o aumentar sus dividendos ordinarios”.

Apuestan especialmente por los sectores de los seguros, las telecomunicaciones y las infraestructuras nacionales. “Muchos de los valores de estos sectores no formarían parte de una estrategia tradicional de reparto de renta variable, pero encajan con nuestros criterios de calidad. Si bien es probable que los tipos de interés no hagan sino subir a partir de ahora, esperamos que este aumento sea muy lento y tenga lugar durante los próximos años. Teniendo en cuenta que es posible que la volatilidad continúe imperando en el mercado, creemos que las estrategias de gestión activa de reparto de dividendo deberían seguir destacando por encima del mercado general de la renta variable y también de bonos”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído