Estrategia para salvar los activos gestionados


Las noticias negativas nos han acompañado durante todo el periodo vacacional y la vuelta al cole no parece que vaya a tranquilizar los ánimos, ni enderezar los mercados ni la economía. En este entorno, con rentabilidades en los depósitos a un año del 4%, los inversores protegen sus ahorros y huyen de los fondos en un momento en el que los mercados marcan mínimos. Solo en agosto perdieron más de 3.249 millones de euros, con datos de Inverco. Salvar los muebles, detener la sangría e incluso captar patrimonio es el reto de las gestoras. La receta de las firmas nacionales es compleja, desde fondos garantizados o con reparto de rentas para los más cautelosos hasta productos de retorno absoluto, gestión dinámica, carteras de fondos, vehículos globales o emergentes, según el apetito al riesgo.

La materia prima de la industria de inversión es la transparencia informativa, la cercanía al cliente, el asesoramiento. En resumen: un buen servicio. "En mercados a la baja, los inversores necesitan seguridad tranquilizadora, información regular de la evolución de los fondos, y eso es crucial para ganar credibilidad y retener activos", afirma Xavier Guillon, director general de Oyster Funds. Opinión similar tiene Bruno Aguilar, director de Edmond de Rothschild: "Hay que tratar de transmitirles nuestras convicciones porque pensamos que existen empresas muy saneadas que tienen sus tesorería llenas y que, por tanto, existen oportunidades para quienes sean capaces de asumir algo de riesgo". "La clave es anticiparse a la llamada de los clientes, dar visibilidad a las carteras en el futuro", puntualiza, por su parte, Mickael Cohen, responsable de desarrollo de Financière de L'Echiquier en España.

Para abrir bocado, las sugerencias de los grandes chefs como alternativa a lo ahorrado en depósitos con otros ingresos periódicos son los productos que pagan rentas, como BBVA Plan Dividendo Europa (gestión concentrada en compañías de altos dividendos que reparten beneficios semestralmente) o BBVA Planes Rentas (con pago trimestral de cupones). Como plato principal, la gestora de origen vasco recomienda a los clientes de riesgo medio garantizados de Bolsa con garantía parcial y potenciales pagos de cupones durante la vida del producto, en función de la evolución del subyacente.

"Si de algo ha valido la crisis", reconoce Pablo Anabitarte, de Fidelity, "es para separar el ahorrador del inversor". Hoy ya quedan pocas personas en Bolsa que no sean verdaderos inversores. La pregunta clave antes de la compra de acciones es: "¿Está dispuesto a perder hasta un 15% de su patrimonio?", pues si no lo está, desengáñese, la renta variable no es para usted.

María Taboada, directora de producto de la gestora de BBVA, resalta que "las situaciones de inestabilidad se corresponden con repuntes de niveles de riesgo y también con un incremento de oportunidades". Por ello, "estamos potenciando los fondos multiactivos, como la Gama Evolución (gestión global), los Quality Carteras o Valor (con productos de terceros) o también los que invierten en un único activo como Duración, Bolsa Europa o emergentes (globales o con sesgo latinoamericano)", puntualiza.

Ricardo González, director comercial de Mutuactivos, señala que uno de los pilares de su política es el servicio de carteras gestionadas, que antes de un año de funcionamiento cuenta con 500 portafolios y 40 millones de euros. En esa línea, en los próximos meses van a ofrecer asesoramiento financiero a los clientes para poder acertar y ofrecerle lo más interesante en cada momento, como ha ocurrido con las cédulas o high yield.

Asunción Ortega, presidenta de Invercaixa, desvela la estrategia de producto que le ha permitido crecer en patrimonio en este complicado ejercicio, cuando su cuota de mercado ha alcanzado el 12,16% (a finales de agosto) en lugar del 10,6% que tenía en diciembre de 2010. "El objetivo es que nuestros partícipes puedan, con el asesoramiento de los gestores comerciales de CaixaBank, seguir invirtiendo en fondos, sean cuales sean las condiciones de mercado en cada momento".

En este entorno, las líneas maestras de la gestora se han basado en "la creación de fondos conservadores que puedan actuar como refugio ante las fuertes turbulencias", afirma Ortega. "Nuestros esfuerzos se han dirigido a la reducción de la gama de fondos, buscando eficiencia en la gestión, pero sin dejar de tener una oferta completa y competitiva, y a mejorar la calidad de la información para facilitar el seguimiento de los fondos".

De los nuevos lanzamientos realizados por la gestora de La Caixa sobresalen garantizados de renta fija o de renta variable. Arranca también una alternativa de inversión que son los fondos con objetivo de rentabilidad, que permiten a los partícipes conocer de antemano el rendimiento de su inversión a vencimiento del fondo.

También están inmersos en la reestructuración de los monetarios, adaptándolos a las nuevas vocaciones inversoras fijadas recientemente por la CNMV, que reducen su volatilidad a corto plazo. La presidenta de Invercaixa manifiesta que "compiten con desventaja frente a los monetarios domiciliados en Luxemburgo de gestoras internacionales, cuya legislación es más laxa en materia de valoración de activos".

Las internacionales, como Henderson, Oyster o Edmond de Rothschild, prefieren repetir el plato que mejor guisan, el asesoramiento y la diversificación de la cartera. La máxima de zapatero a tus zapatos la siguen a rajatabla en GVC Gaesco y en Consulnor. Así, Jaume Puig, director general de GVC Gaesco, confía en "potenciar las dos fortalezas de la gestora, la Bolsa y el retorno absoluto, pues existe un gran potencial de rentabilidad en los próximos tres años. Entre las novedades sobresale la inminente creación de un fondo que pretende canalizar las oportunidades inmobiliarias en países sin burbuja mediante empresas internacionales y de tres sociedades de capital riesgo.

Rose Marie Boudeguer, directora de estudios de Consulnor, hace hincapié en "la diversificación por clases de activos y áreas geográficas y en mantener unos niveles altos de liquidez, para amortiguar lo máximo posible la altísima volatilidad y aprovechar las oportunidades que puedan surgir". "Es importante explicar que no puede haber precipitación ni pánico, pues si las carteras están bien construidas, los vaivenes del mercado serán puntuales y con el horizonte temporal marcado, la cartera se beneficiará de las futuras subidas", concluye Ricardo González, director comercial de Mutuactivos.

Profesionales

Lo más leído