Estrategia ‘Aggregate’ de Amundi en deuda europea


Los bajos tipos de interés permanecerán durante un largo periodo de tiempo, particularmente en Europa, donde el Banco Central Europeo iniciaba recientemente su programa de compra de deuda, como parte de su política monetaria expansiva. Una etapa en que la selección activa de emisiones es una herramienta fundamental para aportar rentabilidad a una cartera de renta fija.

Focalizando su inversión en las emisiones de deuda de la zona Euro, AMUNDI BOND EURO AGGREGATE es uno de los fondos que obtiene mejores resultados. Durante 2015, su rentabilidad es de 5,47 por ciento, con una revalorización en el último año de 11,51 por ciento, en su clase FE de capitalización.

El fondo busca el crecimiento del capital invirtiendo al menos dos tercios de sus activos en bonos soberanos y corporativos con grado de inversión, denominados en euros y con una calificación mínima de BBB- dpor S&P o Baa3 por Moody´s. Toma como referencia el índice Barclays Euro Aggregate (E).

La estrategia Aggregate pone a disposición del gestor un universo amplio de tipos de activos, desde emisiones soberanas, hasta crédito con grado de inversión, bonos High Yield y convertibles o bonos indexados a la inflación. Permite una asignación dinámica para invertir en las emisiones capaces de aportar valor y múltiples horizontes de inversión, combinando una visión macro a largo plazo con una gestión táctica a corto plazo. Es una estrategia flexible, adaptable a cualquier entorno económico y de mercado, apoyada en el equipo de renta fija de Amundi que, con 20 años de experiencia, gestiona más de 12.500 millones de euros.

El equipo de inversión de renta fija está compuesto por 15 gestores con 16 años de experiencia media, apoyado por los importantes recursos de análisis de Amundi. La directora de Renta Fija Euro Aggregate desde 2010, Marie-Anne Allier, se encarga de la gestión de AMUNDI BOND EURO AGGREGATE. Marie-Anne se incorporó a SGAM como Directora de Gestión de Crédito en 1998, llegando a dirigir el departamento de Renta Fija Europea en 2005, pasando a ser Subdirectora del Departamento de Renta Fija en 2007. Es Master en Banca y Finanzas por la Universidad de la Sorbona Paris I.

La asignación a las diferentes fuentes de rentabilidad se lleva a cabo basándose en la visiones de los expertos en tipos de interés y crédito. Para extraer valor, se combinan enfoques cualitativo y cuantitativo. Con un enfoque cualitativo, el equipo de inversión analiza la interacción entre las principales clases de activos a lo largo del ciclo económico y sus fundamentales, tanto en términos técnicos como de valoración. Las perspectivas de mercado así adquiridas, se traducen más adelante en estrategias sobre tipos de interés (duración, curva) y en decisiones de asignación sobre países, crédito, diferenciales de swap, tasa de inflación de equilibrio y diversificación. Por el enfoque cuantitativo, las posiciones se escalan ajustando la rentabilidad esperada con el presupuesto de riesgo de la cartera y el grado de convicción del gestor. Por último, se lleva a cabo la selección de emisores y bonos, con el asesoramiento de los expertos en cada clase de activo.

La cartera actual incluye entre sus cinco mayores posiciones emisiones soberanas de Francia (OAT IE 0.25% 7/24) España (SPAIN 4.40% 10/23) Italia (BTPS 3.5% 03/30 y BTPS 5.5% 9/22) y Alemania (DBR 6.25% 04/01/30). En duración modificada por emisor, las mayores ponderaciones se asignan a deuda soberana de la Zona Euro (3,65%) emisiones corporativas del sector industrial (1,42%) Financiero (1,27%) Bonos con Cobertura (0,34%) y otros fondos (0,30%); por vencimientos, los mayores porcentajes corresponden a 10 años (1,93%) 30 años (1,54%) 7 años (1,35%) 15 años (1,23%) y 20 años (0,63%).

La evolución histórica del fondo muestra una excelente evolución por rentabilidad durante 2014 y 2015, periodos es que se sitúa en el primer quintil respecto al resto de fondos de su categoría. Asimismo, bate al índice de su categoría por rentabilidad durante 2012 y 2013. A tres años, la volatilidad del fondo es de 3,96 por ciento, reduciéndose hasta 2,90 por ciento a un año, periodo en  que registra una Sharpe de 4,29 y un tracking error de 1,79 por ciento. La suscripción de este fondo no requiere una aportación mínima, aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1 por ciento.

En opinión de la gestora, tanto deuda pública como crédito seguirán beneficiándose de varios factores macro. El entorno de lento crecimiento y baja inflación en la Eurozona se mantendrá aún por un tiempo, con lo que no esperan que haya subidas de tipos en la parte corta de la curva. Estima asimismo que los países periféricos seguirán beneficiándose de una tendencia positiva hacia la convergencia y que las primas de crédito continúan siendo atractivas, con la valoración relativa reflejando una subida de rendimiento de los bonos. Su expectativa es, por tanto, que la clase de activo en que invierte el fondo continuará beneficiándose del ajuste de las primas de los activos de riesgo.

El valor más importante que aporta este fondo es su capacidad de seleccionar las emisiones capaces de aportar valor, en una etapa de mercado en que el seguimiento de índices de referencia ofrece retornos escasos. Algo que puede conseguir gracias al apoyo de su excelente equipo de análisis, pero también como consecuencia de la destreza de un experto equipo gestor. Por su excelente comportamiento por rentabilidad en los últimos tres años, respecto a la volatilidad incurrida, el fondo obtiene la calificación cinco estrellas de VDOS.

Para información más detallada, ver ficha a continuación.

Lo más leído