Tags: ETF |

Esto es lo que se dijo en la primera mesa redonda sobre ETF organizada por TrackInsight en España


Los ETF son productos que están ganando un cada vez mayor protagonismo en las carteras, pero el conocimiento de los inversores de estas estrategias es todavía limitado. Esto ha hecho que en la industria estén apareciendo algunas entidades independientes especializadas en el estudio de este tipo de productos. Una de ellas es TrackInsight, una plataforma de análisis de ETF creada en 2014 y con sede en Cannes (Francia) dirigida a inversores profesionales, que se dedica a comparar y seleccionar productos entre toda la gama de fondos cotizados registrada en Europa.

La firma ha celebrado por primera vez en España una mesa redonda que ha estado moderada por María Folqué, directora de Análisis de Funds People, y que ha contado con la participación de Toni Conde, responsable de gestión de activos de Renta 4, Lorena Martínez-Olivares, ventas sénior de J.P.Morgan AM en España, Alberto Herranz, analista de riesgos senior en Allfunds Bank y Howie Li, responsable de ETF en Legal & General IM. En el centro del debate: el futuro de unos vehículos de inversión que –según Martínez-Olivares- han vivido una evolución y una revolución.

“Los ETF han evolucionado porque han pasado de ser estrategias centradas en el mercado de renta variable a ser productos que permiten ganar exposición a renta fija e incluso a invertir en estrategias de gestión alternativa, mientras que han sido una revolución por el fuerte crecimiento patrimonial que han experimentado en los últimos años”, subraya. El gran éxito que han tenido estos productos se debe en parte a la innovación, un aspecto –a su juicio- está íntimamente vinculado a los ETF. También lo cree así Howie Li, quien considera que los fondos cotizados no son más que una derivada de la propia industria de gestión de activos.

“Está demostrado que la rentabilidad viene principalmente explicada por las decisiones de asset allocation. En este sentido, el producto ha jugado un papel importante, sobre todo por su eficiencia y bajo coste. Esto ha hecho que los robo-advisors estén utilizando estos productos para crear sus carteras”, afirma el responsable de ETF de Legal & General IM. Pero no sólo eso. Para Toni Conde la innovación que traen aparejada los fondos cotizados significa poder crear carteras más equilibradas. “Los ETF aportan nuevas fórmulas para diversificar alejadas de los modelos tradicionales ponderados por capitalización. Y, en el entorno actual, necesitamos diversificar”, reconoce.

Aunque la oferta de fondos cotizados es ya muy amplia, todo apunta a que ésta seguirá aumentado. “Actualmente, hay 3.000 índices en el mundo que pueden ser replicados por ETF. Seleccionar el más apropiado es una tarea muy difícil, de puro análisis, ya que cada benchmark es único”, destaca Alberto Herranz (Allfunds). Coincide en este punto con la responsable de gestión de activos de Renta 4, quien manifiesta que no hay muchos productos comparables. “Cada uno es diferente. Tienes que analizar la metodología y filosofía que sigue cada ETF. Es un trabajo artesanal, que no puedes hacer con herramientas cuantitativas”, revela.

Tal y como explica Conde, se trata de ir analizando uno a uno, estudiando el tipo de réplica que hace, el índice subyacente, lo que te aporta si lo incluyes en el portafolio… “Las carteras dinámicas utilizan ETF. El objetivo es crear gestión activa con productos pasivos”, asevera. Herranz considera que el debate hoy está en cómo combinar el ETF con la gestión activa tradicional, pero Martínez-Olivares va incluso un paso más allá, al considerar que hemos entrado en una nueva fase: “la de comparar fondos activos con ETF activos”, resalta. Y es que, en J.P.Morgan AM, no ven al ETF como un vehículo, sino como un envoltorio.

A este respecto, en la gestora quieren desmitificar la idea de que el ETF es igual a gestión pasiva. “Que sea pasivo o activo depende de lo que le pongas dentro”, señala Martínez-Olivares. Desde que la firma empezase el año pasado a comercializar fondos cotizados en España, la entidad ha lanzado al mercado una gama de ETF de estrategias de beta alternativa, de renta fija corta duración, de gestión de liquidez, factoriales… “En el futuro veremos incluso productos long/short y de futuros gestionados en formato ETF”, augura. En Legal & General IM, en cambio, su apuesta va más por la línea de los ETF temáticos y de factor investing, así como aquellos que integren en todo el proceso los criterios ESG. “Todos los proveedores vamos a ir hacia ahí”, señala.

En lo que sí coinciden todos los ponentes es en la necesidad de seguir haciendo una labor divulgativa sobre los fondos cotizados. “El desarrollo de los ETF no gira en torno a temas fiscales, sino en el conocimiento por parte del inversor del producto. Necesitamos transparencia y la ayuda del proveedor para explicarle el producto al cliente”, enfatiza Conde. Para Wi, que el inversor entienda el producto al detalle requerirá más tiempo, aunque –según Herranz- algunos de sus clientes están más familiarizados con los ETF que con los fondos de gestión activa. “A la hora de hacer la selección del producto, hay que conocer al proveedor, sus capacidades, las limitaciones de liquidez, conocer a los creadores de mercado… Todos ellos son aspectos que hablan de la eficiencia del ETF”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas