Tags: Alternativos |

Esto es lo que se dijo en el Schroders Liquid Alternatives Day


Por quinto año consecutivo en España y por cuarta vez en Lisboa Schroders ha organizado el Schroders Liquid Alternatives Day, un evento destinado a acercar a los clientes propuestas de valor que normalmente carecen de liquidez y transparencia y que suelen tener unos costes elevados, en una versión regulada y más eficiente en todos estos aspectos. Schroders busca identificar las estrategias que destaquen por sus características únicas y por la posibilidad de poderse aplicar en un formato UCITS, incorporándolas así a la plataforma de inversiones alternativas líquidas GAIA. Andrew Dreaneenresponsable de Inversiones alternativas líquidas de la gestora, hizo hincapié precisamente en esto: las capacidades que la plataforma brinda a los clientes y el creciente número de estrategias que abarca. «En 2009, cuando Schroders lanzó la plataforma GAIA, existían muy pocas estrategias alternativas con liquidez. Hoy en día, estas han crecido notablemente y la oferta brinda una amplia gama de opciones que permite a los clientes ajustar el posicionamiento en función de sus necesidades».

La oferta, según el especialista, se basa en tres pilaresEstrategias orientadas al crecimiento (a modo de estrategias direccionales, long-short o multiactivo), estrategias diversificadoras (CTA, fondos macro, market neutral o de valor relativo) y protección frente a la inflación (mediante inversiones inmobiliarias y en materias primas). «Algunos clientes buscan inversiones alternativas por sus rentabilidades no correlacionadas, otros por la amortiguación de las caídas... pero la realidad es que son cada vez más los que se interesan por este tipo de estrategias para diversificar sus carteras.

De entre la amplia oferta de productos presente en la plataforma GAIA, la entidad seleccionó a representantes de tres de sus socios de inversión alternativa para que presentaran sus fondos a los clientes de Schroders en esta cuarta edición del evento en Portugal.

Schroder GAIA Sirios US Equity

En marcha desde 1999 y con formato UCITs desde 2013, el hedge fund Sirios ha demostrado de manera constante su capacidad para generar alfa, no solo a través de posiciones largas en empresas con fundamentales sólidos, sino también a través de posiciones cortas en firmas con dificultades estructurales y penalizadas por el mercado. «Todo el trabajo que hacemos se basa en análisis internos, tanto de fundamentales como ascendentes» resume Matt Kelleydirector de Análisis y desarrollo de negocio en Sirios Capital Management. Pese a la amplitud del universo de inversión, la concentración de las posiciones en empresas estadounidenses con una capitalización bursátil superior a los 1.000 millones de USD (alrededor del 85% del fondo) hace del Russel 1000 una referencia adecuada como punto de partida del trabajo de la firma.

«Con un equipo dividido en cinco sectores generales, nuestro objetivo es partir de un universo de 200 acciones por equipo y reducirlo a las veinte mejores ideas. Tratamos de identificar puntos de inflexión en el crecimiento fundamental de los resultados y de los flujos de caja. A partir de ahí, estructuramos una cartera de posiciones largas de entre 40 y 60 títulos, muchos de los cuales conforman el núcleo de la misma, lo que implica mantenerlos durante cuatro o cinco años. En el plano corto ocurre lo contrario. Habitualmente mantenemos entre 50 y 70 posiciones, que suelen ser más pequeñas, y cuyo periodo de inversión oscila entre los nueve y los doce meses por término medio», explica el especialista.

Normalmente, el proceso desemboca en una cartera con una exposición bruta de entre el 125% y el 150%, mientras que la exposición neta, «en función del análisis de los fundamentales», oscila en una horquilla de entre el 25% y el 75%. El posicionamiento actual refleja una exposición neta de alrededor del 50%.

Schroder GAIA Contour Tech Equity

Por su parte, Jennifer Brokaw, directora de Relaciones con inversores en Contour Asset Management, describió la estrategia como un «vehículo de inversión en empresas TMT, long/short, ascendente, que incide en los fundamentales y con un enfoque de crecimiento elevado y exposición neta reducida». Este enfoque especializado de Contour ha demostrado su eficacia, concretamente con una rentabilidad anualizada desde el lanzamiento del fondo del 14% anual y una exposición neta al mercado de casi el 15%. «La volatilidad del fondo ya ronda el 12%, dentro de nuestra horquilla objetivo del 10%-15%. Queremos tener volatilidad en el fondo porque es nuestra herramienta para generar rentabilidad» explica Jennifer Brokaw.

Pero la especialista de la gestora neoyorkina hace hincapié en la exposición neta que, según sus propias palabras, los diferencia de sus homólogas. «Generalmente observamos un sesgo mucho más marcado hacia una exposición larga en el resto de gestoras», comenta. El fondo se marca como objetivo una exposición bruta de entre el 150% y el 250%, y Jennifer Brokaw destaca que se sitúan «cómodamente» en el 225%. Sin embargo, la exposición neta deberá oscilar en un intervalo de entre el -25% y el +25%, una decisión que nos explica así: «Creemos que este enfoque tiene especial sentido en el sector tecnológico, dado que se caracteriza por una dinámica en la que las tecnologías consolidadas se ven amenazadas constantemente por otras nuevas. Y es imperativo que las empresas consolidadas se adapten, o desaparecerán. Puesto que esta relación es constante, siempre encontramos oportunidades en las que posicionarnos largos y cortos. Nuestra trayectoria contrastada ha demostrado nuestra capacidad para saber cuáles serán los títulos ganadores y perdedores, aunque no tratamos de discernir la dirección que tomarán los mercados. De ahí que tenga sentido realizar una gestión basada en una exposición neta ajustada», explica.

Schroder GAIA Wellington Pagosa

Por último, Manuel Kalbreierdirector ejecutivo en Wellington Alternative Investments presentó el Schroder GAIA Wellington Pagosa, un fondo multiestrategia compuesto por fondos de inversión libre de la firma de inversión estadounidense Wellington, una entidad privada completamente en manos de más de cien socios que, al mismo tiempo, son profesionales en activo en la empresa (gestores o analistas).

«El enfoque de Wellington a los fondos multiestrategia pasa por seleccionar estrategias dentro del universo de la gestora y encajarlas para obtener una estrategia con las mejores características. Obviamente debemos tomar decisiones de asignación, pero estas no se basan en nuestra opinión sobre si los mercados bursátiles van a subir o bajar o si esta o aquella estrategia son adecuadas en un determinado momento. El fondo Pagosa se basa en nuestra capacidad para seleccionar a los mejores fondos de inversión libre y combinarlos de cara a obtener un perfil de riesgo/remuneración todoterreno, independientemente de la dirección de los mercados», explica Kalbreier. Para el especialista la clave está en las «mejores estrategias», que «están gestionadas por los mejores profesionales, quienes a su vez se sentirán atraídos por la oportunidad de convertirse en uno de los socios de una gestora que supervisa más de mil millones de dólares en activos».

Actualmente Wellington cuenta con casi 77 estrategias alternativas diferentes en su universo, lanzadas para «aprovechar innovaciones que se han ido verificando en el mercado», ya sea en deuda corporativa y tipos de interés, macro, primas de riesgo o inversión por factores. «Y es en este universo donde seleccionamos las estrategias que se incluyen en Pagosa. Tratamos de brindar rentabilidades de entre el 6% y el 8% y mitigar las caídas, todo ello sin basarnos en ninguna beta estructural en relación con los tipos de interés, la deuda corporativa o los mercados bursátiles», comenta. Desde el lanzamiento de la estrategia en 2012, el fondo arroja una rentabilidad anualizada del 6,5% con una volatilidad del 4,5%, lo que supone una ratio de Sharpe por encima de uno. La caída máxima del fondo ha sido del 5,4% en el periodo.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído