Así se comportarían los mercados en caso de Brexit…


El precio de los activos se mueven al ritmo que marcan las encuestas sobre el referéndum que decidirá la salida o no del Reino Unido de la UE. El resultado de las urnas marcará, casi con toda seguridad, la dirección que seguirán las distintas clases de activo a corto-medio plazo. La experiencia histórica sugiere una inclinación hacia el statu quo en la votación final. Otros termómetros, como las casas de apuestas y los tipos de cambio, indican que la permanencia sigue siendo el resultado más probable, aunque los últimos debates públicos han provocado un repentino auge de los partidarios de abandonar la UE. Pero... ¿qué ocurriría en caso de Brexit?

Impacto en el mercado de renta variable

En caso de triunfo de los partidarios de abandonar la UE, no cabe duda de que esto sería negativo para los mercados, si bien no está clara cuál sería la magnitud del impacto. El equipo de análisis de AXA IM calcula que, “en caso del triunfo de los partidarios del no a la UE, la renta variable europea, tanto la de la eurozona como la británica, podría caer entre un 10 y un 15%. En renta fija, con la salida del Reino Unido de la UE, las rentabilidades de la deuda europea core caerían aún más, con los vencimientos cortos de los bunds alemanes bajando hasta 25 puntos básicos. En lo que respecta a los spreads de crédito, la firma francesa estima que estos se ampliarían entre 15 puntos básicos para la deuda periférica y 50 puntos básicos para las emisiones en libras”. Cuantificarlo con exactitud resulta complicado, ya que es muy difícil saber cuánto está ya descontado. De lo que –según Neil Dwane, estratega global de Allianz Global Investors- no habría ninguna duda es de que “el 24 de junio sería un día de volatilidad y trading similar al visto en 1992, cuando la libra esterlina abandonó el Mecanismo de Tipo de Cambio”.

Aunque el triunfo del Brexit sería negativo para los mercados de renta variable en general y para la bolsa británica en particular, también habría acciones muy concretas que podrían verse beneficiadas. "En un escenario en el que ganen los partidarios de abandonar la UE, las acciones ligadas a la salud, como GSK, AstraZeneca, y Shire serán las ganadoras con una exposición de grandes ingresos fuera de Reino Unido, impulsado además por lo que se supone una libra más débil. Las acciones de Shire, con un 73% de sus ingresos obtenidos desde América del Norte, es bastante sensible a los cambios en la libra", señala Mads Koefoed, jefe de estrategia macro y renta variable de Saxo Bank.

Impacto en la deuda pública británica

Donde no hay tanto consenso es a la hora de anticipar qué ocurriría con los gilts británicos. “Hay quien piensa que el precio de los bonos soberanos británicos podría caer; otros consideran que podrían subir, al ser el activo de menor riesgo. En realidad, nadie sabe qué podría ocurrir”, reconoce Olivier de Larouzière, responsable de tipos de interés en Natixis AM (filial de Natixis Global AM). Dierk Brandenburg, analista sénior de deuda pública en Fidelity, y Andrea Iannelli, director de inversiones en la entidad, se atreven a hacer un pronóstico. “Lo más probable es que la reacción inicial a una salida del Reino Unido diese impulso a la deuda pública, por el aumento de la aversión al riesgo y la búsqueda de seguridad en la deuda pública por parte del mercado. Sin embargo, las implicaciones a más largo plazo para la deuda pública británica con vencimientos largos serían menos obvias. Los títulos a diez años se enfrentarían a la dificultad añadida de una mayor prima de riesgo que tiraría al alza de los rendimientos y elevaría la curva. Los inversores extranjeros desempeñarían un papel protagonista, por el elevado porcentaje de los títulos en circulación que poseen”.

Impacto en el mercado de crédito británico

En renta fija corporativa, lo más significativo se espera en el mercado británico. Ketish Pothalingam, gestor en PIMCO, revela que hay tres sectores del universo de bonos corporativos británicos que se verían especialmente afectados por un resultado a favor de que el Reino Unido abandone la UE, si bien es cierto que este riesgo se ha descontado en distinta medida:

1. Sector financiero: "Los bancos británicos son el sector más expuesto al Brexit y el principal riesgo bajista tiene que ver con el impacto que podría sufrir el PIB y la caída de los precios de la vivienda. Los bancos no se enfrentan al riesgo soberano o de redenominación pero es probable que el Brexit implique mayores costes de financiación y un menor crecimiento del crédito".

2. Utilities. Según Pothalingam, el sector de las empresas de suministros públicos podría estar infravalorando el riesgo de Brexit. "Si una victoria de los que defienden la salida de la UE reactiva el debate sobre la independencia de Escocia, la incertidumbre sobre el futuro marco político y regulatorio podría llevar a las agencias de rating a rebajar la calificación crediticia de algunas empresas. Este riesgo, junto con la elevada exposición de las empresas de utilities al mercado británico, nos hacen ser especialmente cautos con este sector".

3. Comercio minorista no relacionado con alimentación. "El sector minorista no relacionado con alimentación también se ve bastante expuesto al riesgo de Brexit, ya que la mayoría de los productos son importados, por lo que la devaluación de la libra esterlina encarecería los costes de producción. Además, el gasto discrecional y no relacionado con alimentación podría verse frenado como consecuencia de la incertidumbre general y de una posible caída del PIB".

Impacto en la libra esterlina

En lo que respecta a la libra, en el caso de que ganaran los partidarios de la salida de la UE, Brandenburg e Iannelli se muestran convencidos de que los desequilibrios internos y externos de la economía británica tirarían inmediatamente a la baja del tipo de cambio, ya que los inversores esperarían un aumento del déficit presupuestario y comercial a corto plazo. “Así ocurrió en marzo, cuando se anunció el referéndum y la libra cotizó muy por debajo de su paridad de tipos de interés. La situación podría repetirse fácilmente en caso de salida del país de la UE, posiblemente con una mayor prima por riesgo político”.

En una línea muy similar se pronuncia Adrien Pichoud, economista jefe de SYZ Asset Management, quien prevé una pronunciada caída del valor de la libra dado los menores flujos de inversión extranjera directa como consecuencia de las incertidumbres sobre el resultado de las negociaciones y de que el capital extranjero abandonará Reino Unido y de que los agentes de la economía británica iniciarán una búsqueda de la seguridad, probablemente hacia el dólar.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas