“Éste es un año dorado para los dividendos en Estados Unidos”


“Éste es un año dorado para los dividendos estadounidenses. Lo demuestra el hecho de que, desde enero, ya se hayan registrado incrementos de dividendos superiores a las previsiones más optimistas”. Así lo revela Hersh Cohen, director adjunto de Inversiones de Clearbridge, filial de Legg Mason Global AM, quien a pesar de estar convencido de que el mercado no seguirá creciendo a la tasa observada desde principios de año, continúa siendo optimista sobre los dividendos a más largo plazo y sobre las perspectivas de ganancias derivadas de sus inversiones.

“Hasta la fecha, 2013 está siendo un año maravilloso en lo referente al incremento de los dividendos. La incidencia y el alcance de los aumentos que ya se han materializado este año han superado incluso nuestros pronósticos más optimistas, lo que refuerza la postura que llevamos largo tiempo manteniendo y que apunta a que las posiciones en empresas de calidad con capacidad para ofrecer más ingresos continuará dando sus frutos”, afirma el experto.

En este sentido, muchas empresas anunciaron ya aumentos en los dividendos en la primera parte de 2013. Algunos ejemplos son Apple, Comcast, Time Warner o Schlumberger, pero tal vez el caso más notable, como destaca Cohen, haya sido el de Wal-Mart Stores, que aumentó sus dividendos en un 18,2% y los ha incrementado todos los años desde que comenzara a distribuirlos en 1974. Sin embargo, el experto de Clearbridge lanza una advertencia contra la búsqueda del rendimiento a cualquier precio.

“Los instrumentos que arrojan mayor rendimiento siempre tienen un riesgo significativamente más alto y cuando se compran acciones, no se adquieren pensando únicamente en el dividendo. El crecimiento es también un componente clave y cuando los inversores insisten demasiado en el rendimiento actual y compran las acciones que arrojan mayor rendimiento, están ignorando el hecho de que el poder real de los dividendos a lo largo del tiempo es su capacidad de aumentar en el marco de un crecimiento a largo plazo de la  empresa”.

Cohen también considera que los temores sobre los recientes cambios fiscales en Estados Unidos en materia de dividendos se han magnificado. “Hay que ponerlos un poco en perspectiva. Los tipos marginales han fluctuado mucho con el paso de los años (entre un 90% y un 28%). Pero muchas empresas han seguido aumentando sus dividendos durante esos períodos. Algunas, como Procter and Gamble, han aumentado sus distribuciones durante décadas y la clave reside en que las sociedades abonan dividendos por razones que van más allá de las políticas fiscales vigentes”.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído