Tags: ISR |

¿Están los españoles dispuestos a pagar comisiones más altas para que su capital se invierta con criterios ESG?


El 70% de los inversores españoles estarían dispuestos a pagar en sus fondos unas comisiones de gestión ligeramente superiores para garantizar que su capital se invierta únicamente en empresas responsables. Se trata del segundo porcentaje más elevado en Europa, tan solo superado por Italia (71%).

Así lo pone de manifiesto la última oleada de su Global Investment Survey, una encuesta elaborada por Legg Mason Global AM en la que participaron 16.810 personas de 17 países diferentes, 1.000 de los cuales eran españoles, en la que se analiza cómo incorporan los inversores españoles los criterios ESG cuando invierten en fondos de inversión y su valoración sobre estos factores.

La encuesta empieza analizando el nivel de compromiso con los criterios ESG que muestran actualmente los inversores españoles a la hora de elegir fondos o empresas en las que invertir. A este respecto, más de cuatro de cada diez (44%) afirman que su elección se basa en criterios ESG; de entre estos, los factores medioambientales se consideran los más importantes (32%), seguidos de los sociales (24%) y los de gobierno corporativo (18%). Por su parte, el 26% de los encuestados respondió que los tres revisten la misma importancia.

En cuanto al papel que desempeñan los gestores de fondos, más de nueve de cada diez (92%) inversores españoles piensan que estos deberían estar involucrados activamente en las políticas de las empresas en las que invierten para garantizar que actúan de forma responsable.

De hecho, los inversores creen que los ámbitos más importantes en los que deberían centrarse los gestores a la hora de pensar en las repercusiones de las actividades de una empresa son: el fomento de una política anticorrupción/anti-soborno (39%), la implantación de medidas concertadas para mejorar el impacto medioambiental y social (37%), los efectos sobre el cambio climático global (36%), los efectos sobre el medio ambiente a escala local (35%) y los efectos sobre su comunidad local (34%) o el tratamiento dispensado a los empleados de la empresa (31%).

Antes de recibir información sobre la inversión basada en los criterios ESG en la propia encuesta, el conocimiento de los inversores españoles al respecto era bastante reducido: un quinto (20%) afirmaba comprender a la perfección este tipo de inversión, más de la mitad (56%) contaba con leves conocimientos y algo menos de un cuarto (24%) no lo comprendía en absoluto. No obstante, la mayoría de los inversores españoles (89%) expresó su deseo de aprender más sobre la inversión sostenible y basada en estos criterios.

La encuesta revela que comprender estos factores resulta crucial a la hora de aumentar la proporción de inversiones ESG en las carteras de los inversores en España. En este sentido, las principales barreras para invertir de forma sostenible son: la falta de información (33%), la escasez de asesoramiento (27%) o la incertidumbre sobre qué inversiones adoptan un enfoque sostenible (24%).

Por último, la encuesta analiza cómo contribuyen los inversores españoles personalmente a una sociedad más sostenible. Las formas más comunes a la hora de adoptar un comportamiento sostenible son: evitar empresas con un historial polémico (60%), invertir en empresas con una sólida trayectoria de responsabilidad social (52%), comprar en negocios locales en vez de en aquellos que requieran transporte a distancia (49%), tener en cuenta la huella de carbono a la hora de tomar decisiones de transporte / consumo energético (43%), optar por invertir en fondos de inversión sostenible frente al resto (39%) y llevar a cabo acciones benéficas a través de donaciones o tareas de voluntariado (35%).

Empresas

Noticias relacionadas