Estampida en la renta fija: ¿hacia dónde se han ido los inversores conservadores?


Todavía siguen llegando coletazos de la huida de inversores de renta fija tras el anuncio de la Reserva Federal de que empezará a moderar su política acomodaticia. Los últimos datos (publicados el 31 de julio), los aporta Morningstar con su informe de flujos de fondos en Europa.

El dato más significativo sobre el comportamiento de los inversores de fondos en junio es esclaredor: como apunta Javier Sáenz de Cenzano, director de análisis de Morningstar en España, de los casi 57.000 millones de euros que salieron de fondos durante ese mes, unos 30.000 millones procedían exclusivamente de fondos de renta fija. “La huida de los bonos refleja en cierto modo los acontecimientos de Estados Unidos”, explica Sáenz de Cenzano, que también puntualiza: “Los fondos con vocación a largo plazo (no monetarios) registraron importantes desembolsos, con retiradas de unos 31.000 millones de Euros por parte de los inversores”

La estampida fue generalizada dentro de todas las categorías que engloba la renta fija: según recoge Morningstar, los diez fondos que registraron mayores reembolsos eran de high yield, renta fija flexible y renta fija emergente. El vehículo que más sufrió fue el Aliance Bernstein Global Higy Yield, 2.230 millones de euros (equivalente al 11% de sus activos bajo gestión), seguido por el fondo estrella de PIMCO, el PIMCO GIS Total Return Bond, de donde “volaron” 1.800 millones.

Desde Morningstar puntualizan que fueron mucho peores en términos monetarios las salidas de la versión estadounidense del Total Return, 9.600 millones de dólares, pero que proporcionalmente sufrió más el fondo europeo porque los flujos de salida equivalen 7,2% de su patrimonio (las de la clase estadounidense equivalieron al 3,4%). En conjunto, la firma cofundada por Bill Gross y Mohamed El-Erian sufrió reembolsos netos de 4.050 millones durante el mes, aunque el balance sigue siendo positivo para la gestora en lo que va de año, con suscripciones superiores al billón de euros.

En tercera posición por reembolsos se sitúa el Templeton Global Bond, con 1.100 millones de euros. Los productos de Franklin Templeton Investments, especializada en emergentes, fueron sin margen para la sorpresa de los más afectados durante junio, al perder 3.180 millones.

La renta variable también sufre

Con todo, no se puede afirmar que los inversores estuvieran dispuestos a asumir más riesgo, traspasando su dinero hacia fondos de renta variable: esta categoría experimentó reembolsos equivalentes a 9.500 millones de euros, que según Morningstar es la fuga de dinero más elevada desde mayo de 2012 y corta la racha de nueve meses consecutivos de suscripciones en Europa. Las categorías que sufrieron más salidas, otra vez de manera previsible, fueron las que invierten en mercados emergentes: 2.600 millones, la segunda mayor salida de dinero en el último lustro según apunta el informe de Morningstar.

¿Dónde ha entrado el dinero?

Morningstar detecta una tendencia creciente entre los inversores de dirigirse hacia fondos con diversificación de activos y de gestión alternativa: cada clase atrajo, respectivamente, 7.300 y 2.700 millones en el mes de junio. El fondo más popular ha sido el Standard Life Global Absolute Return Strategies (GARS), puesto que sus dos versiones han captado conjuntamente 1.020 millones de euros, 5.400 en el cómputo del presente año.

Archivos adjuntos

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído