“Estamos haciendo lo que hemos hecho siempre y no tenemos previsto cambiar la estrategia”


A lo largo de las últimas semanas, Europa se ha visto sacudida por acontecimientos de todo tipo. Todos ellos de índole política o económica. Las elecciones griegas, la extensión de la crisis de deuda periférica por las principales economías del sur de Europa, las discusiones entre austeridad o crecimiento, la llegada de Françoise Hollande al Palacio del Elíseo, los pasos de los líderes de la eurozona hacia una mayor unión fiscal… Sin embargo, todos estos acontecimientos no cambian las tesis de inversión a medio plazo de Michael Hasenstab, gestor de renta fija de Franklin Templeton, quien considera que su mayor preocupación sigue centrada en cómo lograr reducir la volatilidad en el actual entorno.

En un informe publicado por el reputado gurú de renta fija de la gestora estadounidense, el experto reconoce que, pese al panorama revuelto que se vive en Europa, “nosotros estamos haciendo lo que hemos hecho siempre y, en este sentido, no tenemos previsto cambiar el rumbo”. Tal y como revela, su estrategia se centra en una disciplina de inversión basada en el análisis fundamental y un proceso de investigación pensado siempre en el largo plazo. “Creemos que, probablemente hoy más que nunca, ésta es la única manera de obtener buenos resultados en un periodo de volatilidad, algo que sólo se consigue comprendiendo los fundamentales de cada país”.

En lo que respecta a España o Italia, Hasenstab se muestra convencido de que “las reformas acometidas en sus respectivos mercados laborales y la desregulación deberían apoyar el crecimiento económico de ambos países a largo plazo”. En este aspecto entiende que, “aunque es cierto que esto llevará su tiempo, los primeros pasos ya se han dado”. Del mismo modo, el experto de Franklin Templeton opina que “la prudente política fiscal aprobada recientemente tanto por España como por Italia podría servir para estabilizar el mercado de deuda de ambos países a largo plazo”.

El debate entre austeridad y crecimiento es, a su juicio, estéril. “La cuestión ha quedado definida hasta ahora como una frente a la otra, lo cuál es incorrecto. Tiene que haber austeridad y crecimiento”. Según explica, a medio plazo es inevitable que el endeudamiento del Estado deba ser controlado, mientras que para el crecimiento son necesarias reformas estructurales. En lo que se refiere a la unión fiscal de la eurozona, Hasenstab considera importante que Alemania y Francia sigan llevando la iniciativa en lo que respecta a una unión fiscal para la que se requerirá un compromiso político.

“Alemania es probable que no consiga toda la austeridad que quiere, mientras que los países que están recibiendo las ayudas probablemente tendrán que transferir más soberanía de la que les gustaría a las autoridades comunitarias”, afirma el experto. “En última instancia, sin embargo, creemos que un marco en el que se dibujen unas reglas estrictas sobre la financiación se antoja necesario para la supervivencia del euro. En este sentido, nos parece alentador que el debate actual haya puesto encima de la mesa esta realidad”, indica el gestor.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído