“Estamos condenados a gestionar activos sobrevalorados”


“Los mercados están actualmente en un equilibrio inestable entre dos fuerzas contrarias y es una posición difícil de gestionar”, dice Javier Hoyos, director de Inversiones de la gestora española Credit Agricole Mercagestión. Las dos fuerzas a las que se refiere Hoyos son, por un lado un empeoramiento en la situación económica (“la recuperación que se esperaba iba a llegar en la segunda parte del año no se va a dar y, por el contrario, países que estaban bien comienzan a decelerar, lo que puede conducir a una recesión sincronizada a nivel global”, dice) y, por el contrario, hay dos bancos centrales (el de Japón y la Fed), inyectando dinero en el sistema de manera masiva, lo que ha provocado un tsunami que ha elevado los precios de todos los activos.

“Los fundamentales no son buenos pero la inyección de dinero puede mantener los precios elevados y la volatilidad baja artificialmente durante mucho más tiempo que el que imaginamos, así que quedarse fuera del mercado por fundamentales es una opción que puede llegar a ser peligrosa”, dice Hoyos.

Cree además que se produce un “efecto expulsión”, porque los bancos centrales están comprando los mejores activos, lo que obliga a los inversores a desplazarse en la escala de riesgo de forma forzosa. “Se nota interés en producto de más riesgo pues ya hay poco recorrido en la renta fija a corto plazo”, dice.

Respecto a la situación en España, considera que al país le queda  “una larga travesía del desierto”. Reconoce que el anuncio del Banco de Japón de una nueva inyección monetaria ha sido un bálsamo para los países periféricos en general y a España en particular, ya que le ha permitido una estabilización en sus spreads de deuda. “La duda que queda es qué tipos de deuda podrían haberse obtenido si se hubiera solicitado el rescate”, dice.

En renta variable española suelen gestionar sus posiciones sobre el Ibex 35 como referencia. Actualmente, están sobreponderados en Mapfre, Enagás y Gas Natural, y han reducido su sobreponderación en Inditex, en la que antes estaban muy positivos. En bancos, prefieren BBVA.

Hoyos es el responsable de Inversiones de la gestora que resultó de la fusión, a finales de 2011, de las dos entidades con las que contaba en el País Vasco el francés Crédit Agricole. Así, actualmente, Crédit Agricole Mercagestión SGIIC es la gestora de IIC de los productos de inversión de Bankoa, con especial presencia en el País Vasco y que pertenece a Crédit Agricole Pyrenées Gascogne, una de las cajas regionales del grupo francés Crédit Agricole.

En la gestora, dirigida por Tomás Ubiría Zubizarreta, trabajan siete personas y gestionan activos por valor de 432 millones de euros. Su gama de productos está compuesta por fondos de inversión y fondos de pensiones (EPSV). La banca personal de Bankoa apostó claramente a favor de la perfilación de carteras a través de fondos de inversión propios y de terceros. Hoyos cree que para una gestora de su tamaño no tiene sentido entrar en la gestión de sicav.

En cuanto a productos concretos, Hoyos destaca a Crédit Agricole Selección, un fondo de fondos que combina fondos mixtos dinámicos y de gestión alternativa. Acumula una TIR del un 3,8% desde su inicio, con una volatilidad media del 1,50%  “En los próximos años, estamos 'condenados' a gestionar activos tradicionales sobrevalorados y una alternativa es una gestión flexible para poder tomar posiciones relativas”, explica. Para ello, en la entidad buscan los mejores fondos de terceros que puedan realizar este tipo de gestión y, actualmente, son 12 los fondos subyacentes del Crédit Agricole Selección, entre los que destacan productos de Julius Baer, Invesco, Standard Life y BNY Mellon.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas