“Estamos aproximándonos al punto donde se producirá una rotación importante hacia la renta variable”


“Tras cinco años en los que los inversores han invertido su dinero en renta fija buscando seguridad, estos por primera vez en la última década están volviendo a la renta variable”, destaca Nigel Bolton, jefe del Equipo de Renta Variable Europea de BlackRock. Aunque no sabe con exactitud cuándo se producirá la tan nombrada estos días rotación, sí señala el hecho de que los flujos de entrada de capitales en renta variable, aunque bajos, han mantenido una senda sostenida de crecimiento desde el pasado verano. “Estamos aproximándonos al punto donde se producirá una rotación importante”, recuerda Bolton, muy positivo en lo que respecta a las bolsas europeas.

Los pronósticos realizados por su equipo parecen indicar que este proceso es irreversible en un contexto cercano: el PIB mundial crecerá un 2,6% en 2013 y un 3,1% en 2014 -según datos ofrecidos por BlackRock y recogidos de Citi-, “a partir de la segunda mitad de año posiblemente veremos mejoras en el rating de las compañías y países, la flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) llevada a cabo por los principales bancos centrales desarrollados ha puesto en disposición un capital que irá a parar a la renta variable y, además, el BCE se centrará en fomentar políticas de crecimiento en Europa tras preocuparse hasta ahora en exclusiva por controlar el déficit y realizar ajustes estructurales”.

No obstante, estas políticas de crecimiento no llegarán a los países del Viejo Continente, “como mínimo, hasta septiembre, una vez pasen las elecciones alemanas”, cree Bolton, convencido de que, tal y como muestran las expectativas de los mercados, “Angela Merkel regresará una vez más”.

Ninguna interferencia preocupa de momento a la renta variable europea   

“El mercado ha seguido subiendo a pesar de acontecimientos como el rescate a Chipre o las elecciones en Italia”, recuerda el jefe de Renta Variable Europea de BlackRock, quien describe esta tendencia como “un cambio desde un círculo vicioso hasta un círculo virtuoso”. Ni siquiera Francia, que le preocupa por la recesión en la que parece entrar el país galo -aunque no con la misma escala que lo hacen vecinos como España, Portugal o Italia-, parece enturbiar su convencimiento sobre el futuro próximo que les espera a las bolsas europeas, llenas de oportunidades por las valoraciones relativamente bajas que sufren algunas de sus compañías.

Por sectores, utilities, el sector bancario y el de cuidados de salud son aquellos en los que BlackRock apuesta por sobreponderar en su estrategia de inversión.

España, por el buen camino

A juicio de Bolton, “España está yendo en la dirección correcta, ya que está aumentando notablemente sus exportaciones y reduciendo su déficit fiscal, el cual, aunque no es perfecto todavía, va por el buen camino”. Entre sus diez compañías favoritas, tan sólo se encuentra una española, Inditex, ejemplo de empresa generadora de valor y atrayente para los inversores. “España tiene buenas compañías, muchas de ellas domiciliadas aquí pero con negocio global”, aclara Bolton.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído