“Estamos ante el mejor año de entradas netas en ETF de la historia”


A escasos dos meses para que termine el año, ya está claro que va a ser un buen ejercicio para la industria de ETF, con un crecimiento global del volumen que entre enero y octubre alcanza el 21%. Esto se ha debido, por un lado, a la revalorización de los activos subyacentes y, por el otro, a las fuertes captaciones registradas en el año. En ambos casos, el programa de Operaciones Monetarias Directas (OMT) del BCE y la tercera ronda de flexibilización monetaria de la Fed parecen haber tenido mucho que ver. En lo que respecta a los flujos de entrada, de los 182.000 millones de dólares captados en 2012, el 42% se han producido en el tercer trimestre.

Estamos ante el mejor año de entradas netas de la historia”. Así lo asegura Iván Pascual, director de Ventas de iShares para Iberia, quien considera que el potencial para la industria es enorme. “Todavía hay mucho dinero en la puerta esperando a entrar”, afirma. En Estados Unidos, la industria de ETF supone el 12% del volumen total que hay en fondos. En Europa, este porcentaje apenas es de la mitad. “El dinero se dirige fundamentalmente hacia la renta variable de los países desarrollados, donde el mercado estadounidense destaca en particular al acaparar este año el 33% de las entradas netas”.

Pascual también destaca la recuperación del apetito por la renta variable emergente. “La tendencia indica que el inversor busca índices globales, sin renunciar a apostar tácticamente por determinados mercados”. No obstante, según el responsable, la tendencia más subrayable este año es el crecimiento en el uso de los ETF para invertir en bonos. “Los ETF de renta fija suponen el 18% del total y esperamos que este porcentaje aumente durante los próximos años. Es una tendencia clara de la industria, sobre todo si se tiene en cuenta que el inversor tradicional de renta variable vía ETF se está inclinando ahora por adoptar también ETF de deuda”, asegura.

De hecho, en Europa los ETF que más han captado este año han sido los ETF de renta fija corporativa. En este sentido, Pascual destaca la buena acogida que ha tenido el iShares Barclays Euro Corporate Ex Financial. “El inversor se ha ido de la deuda pública y ha entrado en deuda corporativa”. A nivel global, en lo que a la inversión en esta clase de activos se refiere, el 80% de las entradas netas se han ido a ETF que replican índices de bonos con grado de inversión y alta rentabilidad. “En este mercado, los bonos se negocian a spreads más amplios, mientras que los ETF están ayudando a fijar los precios y dar liquidez”.

En su opinión, los ETF suponen una herramienta de liquidez que además sirve para proporcionar una mayor eficiencia de costes. “El 30% de los gestores que utilizan los ETF lo hacen como herramienta de liquidez, al ser un producto que puede ser vendido de una manera rápida y eficiente”, revela. “El dinero que hay en ETF de renta fija sólo supone el 0,3% del total que hay en bonos. Los inversores van adoptando estos productos de renta fija a medida que los van conociendo. El boca a boca funciona muy bien”, señala Pascual. En este sentido, BlackRock estima que el volumen de ETF de renta fija se multiplique por seis en los próximos diez años.

Por este motivo, desde la firma reconocen estar trabajando en ampliar la oferta de productos a disposición del inversor. “Nuestra estrategia pasa por desarrollar y lanzar al mercado un gran número de productos de renta fija para asegurarnos de que cada inversor encuentra lo que necesita. La idea es ofrecer productos más específicos, más nicho”, asevera. La manera en la que se están usando los ETF estaría cambiando. “El inversor está empezando a utilizar estos productos como vehículo de inversión a largo plazo”. De acuerdo con sus datos, el 50% mantiene su inversión durante más de un año, mientras que uno de cada cuatro permanecen invertidos en el ETF durante más dos años.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído